participación ciudadana

La primera cosecha sabe mejor

  • Los huertos de la coordinadora Despierta dan frutos después de dos años

Responsables del Ayuntamiento, de la coordinadora Despierta y del colegio La Inmaculada, en los huertos. Responsables del Ayuntamiento, de la coordinadora Despierta y del colegio La Inmaculada, en los huertos.

Responsables del Ayuntamiento, de la coordinadora Despierta y del colegio La Inmaculada, en los huertos. / e. s.

Después de dos años de trabajo, los huertos terapéuticos que puso en marcha la coordinadora Despierta han dado sus frutos. Los hortelanos de las 21 parcelas que hay en estas instalaciones de La Línea presentaron ayer la primera cosecha, de la que salió un rico gazpacho, en un día de alegría como los de antaño.

Los usuarios de los huertos tuvieron que hacer primero un gran esfuerzo para labrar un terreno totalmente baldío, después de que el Ayuntamiento colaborara con el desbroce, para después sembrar sus frutas y hortalizas. La iniciativa se puso en marcha gracias al empeño de la coordinadora Despierta y se materializó con la ayuda de 6.000 euros de la Obra Social La Caixa a raíz de una idea de los alumnos del colegio La Inmaculada de Algeciras Esteban Ruzafa y Julia Mendes. También colaboraron en la puesta en marcha del proyecto la Plataforma de Huertos Familiares de La Línea y la concejalía de Asuntos Sociales.

El primer plato que se elabora con las hortalizas es un gazpacho

Al acto para celebrar esta primera cosecha asistieron el alcalde de La Línea, Juan Franco, acompañado por el teniente de alcalde Helenio Lucas Fernández y la concejal Ceferina Peño, quienes fueron recibidos por responsables de Despierta y del colegio La Inmaculada.

Isabel Rodríguez, presidenta de Despierta, recordó que los huertos están en terrenos que antes no se utilizaban. "Hace unos años se intentó pero no funcionó. Se ve que tocando a personas de fuera ha funcionado. En otros ayuntamientos había huertos y aquí no los teníamos, hasta ahora. Aquí vienen personas de todas las edades. Son gente que les gusta pero que no tenían terreno para hacerlo. Han sudado mucho y ahora están recogiendo sus frutos. Además están ocupados durante el tiempo que están en el huerto", explicó la responsable de la coordinadora, que agradeció la idea que tuvieron los alumnos del colegio Inmaculada, especialmente a Esteban Ruzafa, asistente al acto.

María Antonia Mateos, que fue profesora del centro, también expresó su alegría tras ver hecho realidad un proyecto que salió desde las aulas del colegio La Inmaculada. "Se me han saltado hasta las lágrimas. Es un orgullo y honor poder compartir la alegría de muchas personas que están beneficiando de este proyecto ideado por alumnos de 16 años. Eso demuestra que las nuevas generaciones van a coger el mando", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios