Comarca

El picudo rojo reduce a la mitad las palmeras de La Villa

  • La falta de medios ha impedido que se traten en su totalidad

Comentarios 3

El picudo rojo y la escasez de medios han hecho estragos en Los Barrios, con la mitad de palmeras muertas, muchas de ellas pendientes de poda, como la única opción. El concejal de Parques y Jardines, Francisco Gil, reconoció que al menos hay 21 de la especie canaria que tienen que podarse en la zona de El Palmarillo, ya que están totalmente muertas y no tienen ningún posible tratamiento. Los mismo ocurre con las del parque botánico, las de la avenida José Chamizo y las del Parque de la Paz en la avenida Doña Rosa García Cepero. "La mitad de las palmeras canarias están muertas, con una grúa en los próximos días iremos podando las que están muertas", indicó el responsable municipal, quien añadió que hace unos días se hizo un tratamiento a las que aún están vivas.

El edil destacó que existieron unos meses, los últimos del anterior equipo Gobierno y los primeros de éste en los que no se pudo aplicar ningún tratamiento a las plantas porque los proveedores no servían por falta de pagos. "Las canarias son las que peor están pero las de variedad washingtonia están por ahora a salvo", añadió el concejal aunque admitió que tal como se propaga el insecto corren el riesgo de desaparecer todas las del municipio.

En Los Cortijillos y en el polígono el panorama es similar, especialmente en Los Cortijillos, donde la mitad también ha muerto. "En los últimos días se han podado cuatro. Incluso tratándolas el picudo sigue adelante", concluye.

El especialista en el picudo rojo y que actualmente asesora a los ayuntamientos de la comarca, Rafael Pérez Blanco, se mostró sorprendido del estado de las palmeras en La Villa, especialmente las de la Avenida José Chamizo. "Las del parque infantil están prácticamente muertas o infectadas, las que no tienen síntomas seguro que también tendrán ya el picudo", reveló. Añadió que un señal anterior es que las hojas verticales aparecen comidas, de esto se encargan las larvas por lo están seguro infectadas.

Pérez Blanco apuntó que necesitan unas medidas urgentes como es eliminar la parte de arriba de las plantas. "Lo ideal es cortar el cogollo, donde están las larvas y después triturarlas para no esparcir las larvas", añadió. Asimismo, apuntó que aunque estén comidas las hojas se les puede realizar una cirugía arbórea, que consiste en podar y sanear la palmera. En las que están secas se puede realizar el tratamiento de un baño que consiste en empapar toda la corona de hojas con un insecticida para que el producto penetre bien.

"El picudo tiene varias fases, cada una de ellas tiene tratamiento. Lo que está claro es que todas las palmeras están infectadas o lo van a estar pronto", concluyó Rafael Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios