Comarca

La oposición hace bloque y tumba el plan económico andalucista

  • Doñate pide la inhibición en la votación del presupuesto de 2012 de los ediles Domínguez y Gil por tener familiares directos entre los trabajadores municipales afectados por la amortización de plazas propuesta

Comentarios 57

Placaje al gobierno andalucista. La oposición barreña formada por el Partido Popular, Partido Socialista y PIBA rechazaron ayer en Pleno seis medidas económicas presentadas por el equipo municipal del PA. Entre ellas, el presupuesto para el año 2012 que incluía en el anexo de personal una reducción de plantilla de 470 trabajadores hasta 263 y que fue considerada por la oposición como un intento de amortización de plazas (lo que hubiera supuesto el despido de los afectados) sin necesidad de un ERE.

También hubo rechazo a las cuentas de 2011; al organigrama laboral de la entidad y a dos modificaciones de los presupuestos de 2009 y 2010 para ajustar el plan de inversiones. El Plan de Saneamiento que se proponía a continuación de las cuentas quedó igualmente sobre la mesa.

El presupuesto de 2012 contó, por tanto, con los once votos en contra de los tres partidos de la oposición frente a los diez del gobierno andalucista. La edil de Economía y Hacienda, Teresa Doñate, advirtió antes del inicio del debate del punto (el decimonoveno) que los concejales David Gil (PP) y Miguel Domínguez (PIBA) debían inhibirse por tener interés personal en la misma ya que tienen familiares directos entre los 178 trabajadores del Ayuntamiento que se verían afectados por la propuesta de amortización de plazas incluida en el anexo presupuestario. Una apreciación que levantó abucheos entre el público; caras de sorpresa en el PP y la indignación en el edil del PIBA.

Doñate sustentó su petición de inhibición en el debate para los dos ediles en los artículos 76 d e la Ley de Bases de Régimen Local y el 96 del Reglamento Orgánico de Funcionamiento (ROF) e incluso llegó a sugerir que se ausentaran de la sala aunque la secretaria municipal no se pronunció al respecto ni fue reclamado su criterio. El alcalde, Jorge Romero, preguntó acto seguido a ambos si decidían apartarse. David Gil se negó mientras que Miguel Domínguez fue más explícito: "Me tiene que sacar la Policía Local".

Tras esta primera apreciación y tras la exposición de las grandes cifras del presupuesto (que habían caído ya en un segundo plano tras el rechazo previo a las cuentas de 2011 que hacían presagiar el mismo fin para las del próximo año) el concejal del PIBA insistió en que su hijo -el familiar directo aludido por Doñate- no iba a ser moneda de cambio y, por tanto, o se despedía a todos los previstos en la amortización de plazas o a ninguno. Domínguez agregó -visiblemente irritado- que propondrá en menos de 20 días una batería de ideas alternativas al ERE o las amortizaciones de plazas "que sólo buscan represaliar al trabajador municipal y dejarlo de cara a la ciudadanía como una panda de flojos". Domínguez sostuvo que el presupuesto de 2012, pese a la caída en plantilla recogida en el documento, no incluía la distribución laboral de partida y puso en duda su validez, de haber sido aprobado.

Desde el PSOE Juan Montedeoca apeló a la negociación y dijo que al no plantear acuerdos previos al Pleno, Romero incurría en una "negación de la voluntad popular".

David Gil, el segundo aludido en cuanto a la inhibición, tachó de "bajeza política" la propuesta de apartarle del debate del punto y sostuvo que la plantilla propuesta para 2012 dejaba a la entidad sin personal suficiente para prestar los servicios básicos.

El alcalde se limitó a replicar que la situación -ya lo había indicado en los otros puntos rechazados previamente- suponía paralizar la entidad y dificultar la gestión para sanear el Consistorio.

Los ediles de la oposición fueron despedidos del Ayuntamiento entre aplausos de los trabajadores y sindicalistas que aún quedaban en las inmediaciones del Consistorio (llegaron a ser unos 300) tras casi cinco horas de debate de 22 puntos en el orden del día marcado por el ruido de bocinas, tambores y petardos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios