Comarca

Los narcos cambian de estrategia ante la presión policial

  • La Guardia Civil desmantela una red que ocultaba hachís entre el cargamento legal de camiones de gran tonelaje

El camión en el que la Guardia Civil localizó 520 kilos de hachís. El camión en el que la Guardia Civil localizó 520 kilos de hachís.

El camión en el que la Guardia Civil localizó 520 kilos de hachís. / e. s.

La Guardia Civil ha detectado un nuevo sistema para transportar el hachís que se alija en las costas del Campo de Gibraltar hacia Europa. Se trata de camuflar la droga entre el cargamento legal de camiones de gran tonelaje o en dobles fondos. Lo hacen, según indicó la Benemérita, a raíz de la presión policial que se está llevando a cabo en la comarca.

Esta forma de introducir la droga en otros países europeos ha sido descubierta en la operación Tecom-Pikas, que se ha saldado con la detención de seis personas en Vizcaya, Málaga y La Línea y la incautación de 520 kilos de hachís.

La droga era cargada en camiones desde las guarderías en la que se guardaba desde que era descargada en la costa. El destino final de la sustancia estupefaciente era Francia, donde su valor se multiplica considerablemente por la dificultar para trasladarla.

Para eludir la detección en controles, el hachís se ocultaba en cajas de madera que contenían motores de gran tamaño que se transportaban en remolques de camiones. Los miembros de la organización confeccionaban albaranes falsos para justificar los envíos que realizaban.

La Guardia Civil ha conseguido interceptar dos camiones, uno con 520 kilogramos de hachís, y un segundo con dobles fondos que habrían sido utilizados para la introducción de la droga en la península. El precio que puede alcanzar esta cantidad droga en España es de más de 800.000 euros. En Francia su valor es mayor, una cantidad que ronda los 1.140.000 de euros.

La operación Tecom-Pikas se ha saldado con la detención de seis individuos, tres de ellos vizcaínos, otros dos del Campo de Gibraltar y un magrebí. Los agentes practicaron varias entradas y registros en las provincias de Vizcaya (Valle de Trápaga y Portugalete), Málaga (Málaga capital y Manilva) y en La Línea, donde fueron intervenidas diferentes sustancias estupefacientes, como hachís, además de un cultivo indoor de marihuana y diverso material informático y telefónico utilizado por la organización criminal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios