Comarca

La muestra de setas y la degustación cierran las Jornadas Micológicas

  • Niños y mayores conocen las especies recogidas el sábado en Los Alcornocales. La última conferencia a cargo de la bióloga Marisa Castro trata las tradiciones y supersticiones en torno a los hongos

Comentarios 2

Las XI Jornadas Micológicas de Jimena finalizaron al mediodía de ayer con una degustación de algunos platos confeccionados con setas y una exposición de las setas recolectadas el día anterior en la salida al monte. Anteriormente se celebró la última de las conferencias técnicas incluida en el programa del congreso. La charla fue impartida por la bióloga gallega Marisa Castro, quien hizo un repaso a la situación micológica en todo el Noroeste peninsular así como de diversas tradiciones surgidas a lo largo de los siglos en torno a las setas en diferentes partes del mundo.

Castro explicó que la micofobia (miedo a todo lo relacionado con las setas), se contrapone y, a veces, incluso convive con la micofilia o la micolatría o uso de las setas para fines incluso sobrenaturales.

Marisa Castro indicó que, a pesar de su climatología y la proliferación de muchas especies de setas, en Galicia no ha existido una verdadera cultura micológica hasta hace relativamente poco tiempo. De hecho, el sentimiento mayoritario ha sido el de rechazo a los hongos, algo que puede tener relación con arraigadas concepciones religiosas. Así, puso el ejemplo de Prisciliano de Ávila, un obispo perseguido por el Santo Oficio por consumir especies vegetales y setas. De hecho, a lo largo de la historia, según expuso la ponente, se ha considerado en poblaciones rurales que algunos hongos poseían poderes sobrenaturales y se les ha utilizado para ahuyentar malos espíritus.

No dejó de lado las consecuencias que el cambio climático está teniendo en el desarrollo de especies de hongos. En los últimos años ha existido una proliferación de aficionados y recolectores de setas, por lo que recomendó prudencia antes de consumir cualquier tipo de hongo, incluso en restaurante y abogó, como han hecho todos los ponentes del congreso, por una regulación normativa del sector. A la finalización de la conferencia, abrió sus puertas la exposición confeccionada con las setas recolectadas en la salida al monte del día anterior. Allí, el micólogo José Ramón Sogorb ofreció una amena charla, acerca de procedimientos para identificar cada especie y, sobre todo, sobre cómo aprender a diferenciar dos especies en apariencia similares cuando una de ellas es comestible y la otra puede ser tóxica. Sogorb recomendó a los presentes prudencia y que abandonen la idea de consumir una seta si no se está completamente seguro de que sea comestible.

El alcalde, Pascual Collado, que asistió a la charla de Sogorb clausuró las jornadas invitando a los presentes a la próxima edición. Collado valoró muy positivamente las actividades. Añadió que las el sábado había una pequeña preocupación por la posibilidad de que la climatología impidiera la salida al campo, cosa que finalmente no ocurrió. "Estuvo sin llover hasta la una, la gente se divirtió muchísimo y se recogió una gran variedad de setas", aclaró. En cuanto a las jornadas añadió que todas han sido muy interesantes al igual que la charla de Sogob. Así mismo, destacó el gran número de público. "Han llenado los restaurantes y han degustado una variedad de 20 platos distintos en la elaboración de setas", concluyó el primer edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios