Comarca

La llegada de los migrantes desborda las comisarías de Policía de toda la provincia

  • El SUP critica la falta de refuerzos para atender la carga burocrática sobrevenida

La llegada de migrantes este fin de semana a las costas de Cádiz ha desbordado de trabajo las comisarías de la provincia a las que todos deben ser conducidos para cumplimentar los trámites, según fuentes policiales.

Los más de 500 migrantes llegados a las costas de Cádiz desde el pasado viernes, tras pasar por los centros de acogida improvisados en pabellones de Jerez, Cádiz y Tarifa, han tenido que pasar por dependencias de la Policía Nacional de toda la provincia para la apertura de los expedientes por infracción administrativa de la Ley Orgánica sobre Derechos y Libertades de los ciudadanos extranjeros.

Ante la multitudinaria llegada y ante la imposibilidad de trasladarlos únicamente en coches patrulla, la Policía Nacional ha requerido el apoyo de la Guardia Civil, que ha ayudado a realizar estos traslados en los autobuses que habitualmente utiliza para conducción de presos o detenidos.

Las comisarías de Cádiz en las que se pueden realizar estos trámites estaban ayer "desbordadas" de migrantes, según varias fuentes policiales. La situación ha requerido una distribución de los agentes de la provincia para atender estos trámites, que precisan agentes de Policía Científica y de Extranjería para elaborar los expedientes y de Seguridad Ciudadana para atender la protección de los numerosos traslados, entre otras cuestiones.

Los migrantes pueden pasar en estas dependencias un plazo máximo de 72 horas, hasta que un juez decrete en su caso su repatriación, su expulsión o la situación en la que quedan, salvo en el caso de los menores o de las madres con hijos que pasan a centros de acogida.

"No damos abasto", señaló una portavoz del Sindicato Unificado de Policía en Cádiz, que se quejó de que no se hayan enviado refuerzos a la provincia para atender la situación.

Como los centros de internamiento de extranjeros (CIE) a los que pueden ser enviados están saturados, la Policía, para no dejarles en la calle con la orden de expulsión, los devuelve a los centros gestionado por ONG o a los albergues que se han improvisado en los polideportivos para que reciban ayuda humanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios