Comarca

Siete menores detenidos en San Roque por causar 30.000 euros en daños

  • Los jóvenes fueron acusados como presuntos autores de delitos de daños, robo con fuerza y amenazas con armas de fuego tras provocar destrozos en varias empresas

Siete menores de edad han sido detenidos por la Guardia Civil en San Roque como presuntos autores de delitos de daños, robo con fuerza y amenazas con armas de fuego.

En un comunicado, el instituto armado estima que los daños producidos por los detenidos ascienden a unos 30.000 euros.

La Guardia Civil recibió a lo largo del mes de abril repetidas denuncias por delitos de daños de elevada consideración económica, que se produjeron en diversas instalaciones de empresas ubicadas en la población de la Estación de San Roque.

Los agentes establecieron un dispositivo al objeto de identificar a los posibles autores de los hechos denunciados, dando comienzo así la denominada operación "UKI".

Fruto de las vigilancias realizadas y de las pruebas de las que disponían, los guardias civiles detuvieron el día 8 de mayo a cinco de los supuestos autores de los hechos.

Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, por lo que fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Algeciras.

Como resultado de dichas detenciones los agentes obtuvieron pruebas que vinculaban, al menos, a uno de los detenidos con varios robos con fuerza cometidos a mediados de febrero, en varios establecimientos de la misma población.

Entre ellos, una guardería, una papelería y la iglesia del núcleo poblacional de la Estación de San Roque.

La Guardia Civil logró identificar finalmente a dos supuestos autores más de dichos ilícitos, que fueron detenidos también a finales de mayo, dando cuenta a Fiscalía al ser también menores.

A uno de estos dos últimos detenidos se le imputan otro delito de daños cometido en las zonas comunes de un bloque de viviendas de la misma localidad, así como un delito de amenazas.

El valor total de los desperfectos producidos por los autores de los hechos asciende a una cantidad económica de unos 30.000 euros, aproximadamente, con el consiguiente perjuicio causado tanto a las empresas como a los trabajadores de las mismas, afectando al normal desarrollo y producción de los negocios afectados.

Como resultado de la operación "UKI" se han esclarecido siete delitos de daños, tres delitos de robos con fuerza y un delito de amenazas, derivando en la detención de siete personas, todas ellas menores de

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios