Comarca

La mejora de viviendas, un objetivo común en la comarca

  • Los colectivos sociales lo consideran un pilar básico para mejorar la vida en las barriadas

Varios bloques de pisos en la barriada linense de Los Junquillos. Varios bloques de pisos en la barriada linense de Los Junquillos.

Varios bloques de pisos en la barriada linense de Los Junquillos. / e. fenoy

Viviendas de promoción pública viejas, con infraestructuras deficientes y un bajo nivel de mantenimiento a lo largo de los años son un elemento común en las zonas desfavorecidas amparadas por la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS).

Los vecinos de las barriadas beneficiarias en la comarca de este plan aspiran a que se pongan en marcha proyectos para la mejora de la habitabilidad de sus viviendas y edificios que permitan arreglar los problemas de seguridad y promover así una mejora de sus condiciones de vida cotidianas. No en vano, la vivienda digna es uno de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Española.

En Algeciras, los colectivos sociales agrupados en la coordinadora de vecinos Algeciras Sur y el movimiento asociativo tienen la vivienda como la primera de las áreas de actuación junto con la limpieza, educación, fomento de la multiculturalidad, deportes, ocio y medio ambiente, entre las muchas líneas de actuación posibles. "Contamos con 62 objetivos específicos y 106 propuestas de actuación. Las personas tienen que vivir dignamente, la Zona Sur de Algeciras no debe estar aislada, hay que mejorar las condiciones de vida de la población y llevar la cultura y el deporte a los barrios", detalla José Díaz, presidente de la Coordinadora Barrio Vivo que interviene en esta zona desde hace años y que participó, junto al resto de colectivos sociales, en la elaboración de un documento presentado en 2017 con propuestas para la zona.

Así, los grupos sociales proponen que se continúe con el plan de actuación del Programa de Rehabilitación Integral de Barrios (RIB) gestionado por la Junta en El Saladillo y La Piñera, así como que se amplíe al resto de zonas del distrito. También plantean como una posible actuación una mejora del acceso entre las Barrios de Los Toreros y La Piñera además de un acceso directo a la autovía desde la Piñera Alta y el asfaltado de las calles.

La situación y las necesidades en materia de vivienda son similares en La Línea, según reconoce el concejal de Asuntos Sociales, Helenio Fernández. "Contamos con viviendas muy antiguas, de 50 o 60 años, que se edificaron con carácter provisional como Unidades Vecinales de Absorción. Y ahí están", apunta Fernández.

En este municipio, el grupo de trabajo para elaborar el plan local ha celebrado ya tres reuniones con las asociaciones locales, con colectivos educativos y los partidos políticos con representación municipal. "Hemos entregado a cada uno de estos grupos un documento para que plasmen sus propuestas hasta 2020, la primera mitad del programa. A partir del 11 de junio trabajaremos en dar forma al plan que tenemos que presentar en septiembre", destaca el concejal linense. Unas 25.000 personas residen en las dos zonas donde se ha concedido el programa (La Atunara y Los Juquillos).

En Puente Mayorga también existe la aspiración a la mejora de la calidad de vida a través de mejoras en las infraestructuras residenciales y zonas comunes. En esta barriada sanroqueña residen 4.600 personas, según el Ayuntamiento. "Desde el Ayuntamiento tenemos bastante documentación elaborada que nos será muy útil, y también ideas que pueden plasmarse en proyectos concretos y sujetos a lo que exige la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Esperamos hacerlo lo mejor posible, porque todos tenemos un objetivo común: conseguir que Puente Mayorga experimente esa transformación social que se merecen sus habitantes", resaltó la concejal de Asuntos Sociales de San Roque, María Teresa Benítez, en enero cuando se comenzó a gestar el plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios