Comarca

El juzgado archiva la denuncia por la pérgola de la concejal Calvente

  • El PSOE denunció trato de favor a la edil y el juez ha resuelto archivar la causa

La concejala Isabel Calvente y el alcalde, Jorge Romero. La concejala Isabel Calvente y el alcalde, Jorge Romero.

La concejala Isabel Calvente y el alcalde, Jorge Romero. / e.s.

Comentarios 1

El Juzgado de Instrucción Nº2 de Algeciras ha archivado el caso del porche de la vivienda del marido de Isabel Calvente, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Los Barrios. Con esto rechaza la denuncia formulada por el PSOE barreño, que llevó el caso a Fiscalía alegando un posible trato de favor a la concejala por este asunto, ya que el Consistorio no impuso ninguna de las posibles multas ante una obra que excedía la licencia otorgada por el Consistorio al estar pendiente del estudio de un recurso de reposición del propietario.

El caso del porche de la residencia de la concejala se ha prolongado durante más de dos años, recuerda el Ayuntamiento de Los Barrios. La denuncia efectuada por la Policía Local a requerimiento de un vecino, se produjo el 16 de septiembre de 2014 por una supuesta infracción de las ordenanzas fiscales y la legislación vigente en materia de disciplina urbanística por levantar en el patio delantero de su vivienda "una estructura de pérgolas de madera con cubierta", sin al parecer, solicitar la correspondiente licencia.

A raíz de dicha denuncia, el arquitecto municipal emitió un informe, firmado el 7 de noviembre de 2014, en el que ratifica otro anterior redactado por la Oficina Técnica de Urbanismo y en el que deja claro que la construcción llevada a cabo en el porche del domicilio de la edil andalucista no cumplía con la licencia otorgada. La edil solicitó y fue concedida licencia de obras por parte del anterior alcalde Juan Montedeoca, si bien existían discrepancias sobre los trabajos que se permitían sobre la citada licencia. Ello motivó una propuesta de resolución del jefe del Servicio de Urbanismo del Ayuntamiento, de fecha 11 de noviembre de 2014, en la que se considera como no legalizable la obra.

El alcalde barreño, Jorge Romero, asumió dicha propuesta mediante un decreto firmado dos días más tarde, ordenando la demolición inmediata de la misma.

El 27 de noviembre de 2014, Calvente solicitó una ampliación del plazo para entregar la documentación que justificase la obra y que responsabilizaba a su marido, como propietario. En marzo de 2015 el cónyuge de la concejala andalucista presentó el proyecto de la obra revisado por un arquitecto colegiado, a fin de intentar obtener su legalización. Sin embargo, el 27 de abril de 2015, ante los informes desfavorables de los técnicos, la Junta de Gobierno Local, presidida por Romero, denegó el permiso para el mantenimiento del porche techado en el patio delantero de la casa de la concejal. El 20 de mayo el alcalde firmó un nuevo decreto en el que se ordenó "la reposición de la realidad física alterada", en un plazo no superior a dos meses, y se advirtió de la imposición de multas coercitivas en caso de incumplimiento.

Romero mostró su satisfacción por el archivo. "Una vez más la Justicia nos da la razón y demuestra que este caso ha sido una persecución pública por algunos grupos políticos de la oposición, donde se ha vulnerado todos los derechos de privacidad, honradez y honestidad hacía mi compañera Isabel Calvente".

El alcalde consideró que "este caso ha sido una vergonzosa y lamentable 'caza de brujas' con el objetivo de desprestigiar y manchar la trayectoria política de mi compañera y su brillante gestión al frente de la delegación de Turismo. Me acusaron de trato de favor", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios