Comarca

Los trámites de identificación de migrantes saturan Extranjería

  • Más de 300 personas esperaban ayer en Algeciras a ser registradas tras entrar irregularmente en España

  • El pasado fin de semana llegaron 670 a las costas de Cádiz

Voluntarios preparan ropa donada para los migrantes en la parroquia de Pescadores, ayer. Voluntarios preparan ropa donada para los migrantes en la parroquia de Pescadores, ayer.

Voluntarios preparan ropa donada para los migrantes en la parroquia de Pescadores, ayer. / erasmo fenoy

El polideportivo Andrés Mateo de Algeciras era ayer una comisaría más de la provincia. En el centro de identificación provisional en el que se ha convertido el pabellón del Saladillo varios policías nacionales tomaban fotografías, huellas y datos de los migrantes llegados en los últimos días, que esperaban en cola para ser registrados. Otra cola daba paso a los baños y varios grupos de migrantes esperaban en el suelo. En total, más de 200 personas aguardaban la tramitación policial por haber entrado irregularmente en España, a las que se suman los 135 migrantes que esperaban en la mañana de ayer en los calabozos de la comisaría de Algeciras para cumplir esos mismos trámites de identificación y el centenar de menores derivados a la Junta de Andalucía para su tutela.

Las 670 personas llegadas en el fin de semana a las costas gaditanas han vuelto a desbordar el ya de por sí saturado sistema de Extranjería de la provincia; ayer llegaban otras 55, tres de ellas rescatadas de un kayak. Estos eran los datos cerrados que era posible obtener sobre los migrantes llegados a Cádiz; en un continuo movimiento de personas entrando y saliendo de pabellones y comisarías las cifras fluctúan y es casi misión imposible lograr datos concretos de cuántas personas han sido ya identificadas, cuántas derivadas y cuántas puestas en libertad. Los turnos de trabajo se estiran pero aún así la carga sobrepasa los recursos existentes y acaba copándolos, dejando atrás otras tareas, denuncian los sindicatos policiales.

El caso de Algeciras es el más llamativo, ya que congrega al mayor número de migrantes al haber habilitado el pabellón municipal para su acogida, pero no es el único. Por las comisarías de La Línea de la Concepción, San Fernando, Jerez y El Puerto de Santa María se reparten los extranjeros que van llegando para su identificación y tramitación de la orden de expulsión. La saturación se extiende al resto de comisarías ante un ritmo de llegadas que ha dado pocos días de tregua en las últimas semanas. Ya ha ocurrido en ocasiones anteriores, cuando en dos fines de semana se rescataron también centenares de personas en el Estrecho.

La Policía tramita a toda la velocidad que puede la documentación referente a los que llegan. En el caso de los marroquíes es fácil, hay acuerdo de expulsión con el país vecino. En el de las personas de origen subsahariano es más complejo, tienen 72 horas para hacer la identificación y tramitar una orden de expulsión que de cualquier forma no se cumplirá al no poder extraditar al migrante. En situación normal, los migrantes serían presentados ante el juez y derivados a un centro de internamiento de extranjeros o a un recurso de acogida de una ONG. En los momentos de mayor saturación, como el actual, hay extranjeros que quedan en libertad al haber transcurrido el plazo de 72 horas sin pasar por el juzgado. Y sin apoyo en muchas ocasiones; las plazas de acogida de las ONG también están colapsadas y no pueden albergar a más migrantes. Quedan en la calle.

Por eso Cruz Roja ha reabierto el pabellón Kiko Narváez en Jerez, que ayer albergaba a 58 personas. Es un espacio para los migrantes que van quedando en libertad y no tienen a dónde ir, un lugar para estancias cortas, para reponer fuerzas antes de buscar un billete al destino que cada persona tenga en proyecto.

Se trata de un centro de acogida, una situación completamente distinta a la del centro de identificación policial de Algeciras. Por ello, el polideportivo jerezano está gestionado por Cruz Roja, mientras que en el algecireño solo pueden entrar las ONG que autoriza la Policía Nacional. Un grupo de voluntarios, procedentes de la red que ha estado ayudando en el centro deportivo de Tarifa, protestaba ayer por este hecho.

El coordinador provincial de IU en Cádiz, Fernando Macías, también lamentó la "situación de desborde" que sufre la provincia de Cádiz ante la llegada continua de inmigrantes, especialmente incrementada el pasado fin de semana, así como la "falta de soluciones aportadas desde el Gobierno ante este drama". Macías criticó la ausencia de medidas "solidarias" y que aporten un "trato más humanitario" a los inmigrantes por parte del Gobierno central. En este sentido, destacó que "los ayuntamientos siguen siendo la punta de lanza en políticas de solidaridad, asumiendo situaciones que no les competen".

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha convocado para hoy en Barbate, a las 19:00 en el puerto, una concentración en protesta por el "trato indigno e inhumano" a los inmigrantes llegados al puerto de la localidad. El pasado sábado, unas sesenta personas tuvieron que dormir en módulos e incluso en la cubierta de una guardamar en el muelle barbateño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios