Miércoles de feria

Una fecha en rojo

  • El conocido Día de la Mujer llena las calles del ferial desde primera hora de la tarde

  • El Portón festeja su vigésimo aniversario en la Velada

Decenas de mujeres bailan al son de las sevillanas en una de las casetas. Decenas de mujeres bailan al son de las sevillanas en una de las casetas.

Decenas de mujeres bailan al son de las sevillanas en una de las casetas. / Jorge del Águila

No fue día festivo, pero lo pareció. Las calles del ferial se llenaron ayer para festejar el conocido Día de la Mujer. Miles de linenses disfrutaron de la música y el baile en las casetas hasta altas horas de la madrugada. No fue festivo, pero hoy tampoco, pese a que muchos dieron por concluida la fiesta a un naranjazo del amanecer.

La jornada comenzó al almuerzo, hora inusual estos días atrás en los que el recinto registró afluencia pasada la medianoche. Turí Turí elaboró un arroz para sus visitantes. Los hermanos de la hermandad del Rocío de La Línea degustaron otra paella en su caseta. Desde el domingo rociero no se presenciaban bullas de gente por las calles del recinto con el sol puesto sobre el cielo linense. El Día de la Mujer atrajo consigo a cientos de campogibraltareños venidos desde todos los puntos de la comarca.

El Portón celebró con sus socios su vigésimo aniversario en la Velada y Fiestas. Sus miembros se reunieron pasado el almuerzo y brindaron por otros veinte meses de julio, cuando menos.

El histórico equipo de fútbol amateur Benalife celebró una reunión de sus antiguos peloteros en El Encuentro. A este acudió el que fuera miembro de sus filas y que ahora viste otra zamarra muy distinta: Juan Franco. El alcalde fue futbolista del Benalife mucho antes de llegar al despacho de la calle Segovia.

En Turí Turí y La Salvaora la música y el baile siguieron hasta hasta altas horas de la madrugada. Hubo algún listo que preguntó en la barra si había sobrado arroz del mediodía. "Ni para una palaíta", se llevó como respuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios