Comarca

Ocho de cada diez extranjeros están satisfechos de vivir en Algeciras

  • El 81% de los migrantes afirma que ven respetadas sus costumbres y su cultura

  • Un estudio recomienda a las administraciones que traten a la ciudad como singular en España

Dos mujeres extranjeras caminan por Algeciras. Dos mujeres extranjeras caminan por Algeciras.

Dos mujeres extranjeras caminan por Algeciras. / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

Algeciras es una ciudad agradable y acogedora para los extranjeros. Tanto es así, que el 84,7% los alógenos que se han hecho algecireños están satisfechos con la decisión de trasladarse aquí. Para el 45,5% fue un acierto venirse a vivir y para el 19,1%, un gran acierto.

Esta es una de las muchas conclusiones que se desprenden de un pionero estudio elaborado por un equipo dirigido por José Ángel Ponce Lara, del programa Un barrio de todos, financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y cofinanciado por el Fondo de Asilo Migraciones e Integración de la Unión Europea.

En Algeciras, casi un diez por ciento de sus 120.600 habitantes actuales son de origen inmigrante. Aquí viven personas procedentes de 104 países y existe una población flotante de 25.000 personas que hay que sumar a las registradas oficialmente, según un estudio de la Policía Nacional. Un 60,52% de los inmigrantes son de origen marroquí.

La cifra de satisfechos de vivir en Algeciras es similar entre los extranjeros y entre los españoles, donde alcanza el 86,6%. Sólo hay un 15,7% de mujeres migrantes que no se encuentran satisfechas viviendo en la ciudad, porcentaje que es más alto que el de la mujer autóctona (8,7%).

El nivel de satisfacción tiene mucho que ver con el respeto que encuentran en la ciudad. El 81% de la población extranjera expresa que siempre o casi siempre ve respetadas sus costumbres y cultura. En este sentido, los hombres se sientes más respetados que las mujeres, 85% y 76,6% respectivamente. Un 12,9% de éstas expresan que casi nunca o nunca han sentido respetadas su cultura y costumbres. Por último un 9,5% de los encuestados afirma que la población autóctona no conoce su cultura y costumbres.

Buena parte de los vecinos marroquíes de Algeciras no piensa en volver a su país. Un 37,3% de los que participaron en el sondeo vería difícil o muy difícil adaptarse hoy en día a la vida en Marruecos, a un 22% le resultaría normal y para un 29,1% sería fácil o muy fácil. 

El 83,2% de los inmigrantes encuestados afirma que le gusta mucho o muchísimo la cultura y costumbres andaluzas. En contrapartida, sólo el 33,8% de la población autóctona manifiesta que le gustan mucho o muchísimo la cultura marroquí. Un 47,7% de éstos indica que la cultura marroquí le gusta poco o regular.

El hecho de que las mujeres marroquíes se vistan con la cabeza cubierta por un pañuelo es algo ya aceptado socialmente en Algeciras y no se ve como un síntoma de machismo o radicalismo religioso. El 45,9% lo ve como algo normal, a un 6,9% les parece positivo y a un 4,2%, muy positivo.

La mayor parte de los extranjeros valora mucho el clima de libertades civiles y políticas que hay en España, pues el 55% dijo que le parece positivo y un 29,1% lo ve como muy positivo.

Hay más sensación de racismo entre los autóctonos que entre los migrantes

El 50,4% de los habitantes autóctonos piensan que las personas de su barrio tienen opiniones críticas sobre sus vecinos migrantes. Esta percepción contrasta con la de la población alógena. Y es que sólo el 33,3% de éstos piensan que los vecinos autóctonos tienen opiniones críticas hacia ellos.

Entre los aspectos negativos del estudio de Un barrio de todos aparece la delincuencia. La mayoría de los encuestados autóctonos considera cierto que la inmigración trae más delincuencia. Lo opina el 40,4% de los encuestados, mientras que el 38,8 por ciento indica que es falso. Un 20,8% no sabe o no contesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios