Comarca

Las defensas de la Algeciras meriní ya esperan bajo tierra para salir a la luz

  • El Ayuntamiento cubre la excavación de Huerta del Carmen tras un año de catas arqueológicas

La máquina que tapó ayer las excavaciones de la antigua al-Binya. La máquina que tapó ayer las excavaciones de la antigua al-Binya.

La máquina que tapó ayer las excavaciones de la antigua al-Binya. / q. l.

Un sistema defensivo en un excelente estado de conservación que tiene su origen en el siglo XIII (1282-1285), en tiempos de la Al-Binya meriní, que fue reformado durante la ocupación nazarí alrededor de 1315 y una vez más en época castellana (1344-1369). Todo eso -con un buen puñado de enigmas y secretos por descubrir- descansa de nuevo bajo tierra. Operarios municipales cubrieron ayer -para su protección- todo lo que la excavación arqueológica de Huerta del Carmen, junto al hotel Reina Cristina había desvelado en el último año.

A mediados de mayo, 400 personas de distintos colectivos visitaron la zona para conocer, de la mano del arqueólogo municipal, Rafael Jiménez Camino, que se habían realizado tres sondeos que sacaron a la luz un sistema defensiva de mayor envergadura de lo previsto, compuesto por una muralla que alcanza los cuatro metros de altura y una barbacana del siglo XIII que había sufrido una reforma importante en época cristiana. El arqueólogo destacó además el hallazgo de una puerta, que se tendrá que estudiar con mayor detenimiento en trabajos posteriores.

En febrero habían concluido los trabajos para la excavación de un horno cerámico del siglo XIX, localizado en el sondeo número tres de la intervención. El horno descubierto se dedicaba posiblemente a la fabricación de "cacharros" de cocina, ya que los arqueólogos documentaron en el depósito de abandono un buen número de ollas y cazuelas que fueron desechadas por presentar defectos de fabricación. Se pudo reconstruir casi al completo una de las ollas recuperadas y la mitad de una cazuela que fueron fabricadas en este alfar para el consumo local. La estructura presentaba un aceptable estado de conservación y podían observarse las tres partes fundamentales que la componen: el hogar, la cámara de combustión sustentada en arcos de ladrillo y el arranque de la cámara de cocción. El horno dejó de funcionar seguramente en el tránsito al siglo XX, momento en que empezó la construcción del Hotel Cristina.

El proyecto ha estado inscrito en la Iniciativa Cooperación Social y Comunitaria, Emple@30+, orientada a trabajadores mayores de 30 años y está cofinanciado por el Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo FSE Andalucía 2014-2020.

Una vez protegida la zona, y gracias a los datos obtenidos durante las catas, la intención del Ayuntamiento es levantar un parque arqueológico en la Villa Sur que incluso puede tener dimensiones mayores que el que ya es visitable junto al parque de María Cristina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios