Comarca

La colaboración hispanomarroquí culmina con tres narcos detenidos

  • Una patrullera de la Guardia Civil interceptó una goma, cuyos ocupantes fueron arrestados tras darse a la fuga por la Gendarmería

Tres detenidos, una embarcación semirrígida decomisada y varios fardos de hachís aprehendidos es el resultado de una operación conjunta desarrollada el pasado día 12 por la Guardia Civil y la Gendarmería de Marruecos, primero en aguas jurisdiccionales españolas y más tarde en las del país vecino.

Según ha podido saber estaredacción, la patrullera de la Benemérita estaba recuperando varios varios fardos de hachís que había hallado flotando en el agua, en medio de la densa niebla de la mañana, cuando de repente se topó con una embarcación en la que viajaban tres presuntos narcotraficantes.

La goma pilotada por estos últimos emprendió de inmediato la huida internándose en aguas marroquíes, seguramente por error, donde minutos más tarde fue interceptada por la Gendarmería.

La lancha semirrígida de la Guardia Civil, una embarcación decomisada a los narcos y reconvertida ahora en embarcación oficial, siguió el rumbo de la patrullera de Marruecos hasta llegar al puerto de Dalia, cerca de Tánger-Med. Allí hizo entrega de los fardos a las autoridades del país vecino por si estuvieran relacionados con los tres detenidos, que desde el domingo permanecen ingresados en la prisión de Tánger.

La colaboración entre las autoridades de España y Marruecos es habitual en materia de seguridad y ambos países desarrollan patrullas conjuntas en ambos países, con la participación de agentes de ambos países, a bordo de vehículos todoterreno, embarcaciones y helicópteros.

Las tres detenciones se conocieron ayer coincidiendo con la convocatoria de la protesta que la organización por la Justicia Salarial Policial (Jusapol) celebrará hoy a las 11:00, en una concentración en el paso fronterizo de La Línea en apoyo a los policías y guardias civiles que prestan servicio en el Campo de Gibraltar.

Este colectivo entiende que "las agresiones y ataques hacia ellos no cesan, por mucho que en algunos medios sus dirigentes digan que la situación está controlada". "El narcotráfico se ha apoderado de la zona y los policías que allí actúan se sienten desamparados y desbordados ante las numeras agresiones, la falta de personal, medios materiales, apoyo del gobierno, y la precaria situación económica que llevan sufriendo durante años; todo ello sumado al aumento de trabajo que conlleva la oleada de migración", mantiene Jusapol.

"Si apoyas a tu Policía y Guardia Civil le harías un gran favor asistiendo y haciendo pública esa concentración. Ahora somos nosotros quienes necesitamos ayuda, no nos dejéis sol@s", reclama el colectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios