La Línea

La cafetería del hospital de La Línea tardará en abrir como mínimo un mes y medio

  • El Ayuntamiento se compromete con el SAS a agilizar los trámites burocráticos necesarios

El cartel que se instaló en la cafetería 'pirata' del hospital El cartel que se instaló en la cafetería 'pirata' del hospital

El cartel que se instaló en la cafetería 'pirata' del hospital / E. S.

Comentarios 1

La cafetería del nuevo hospital de La Línea no estará abierta hasta dentro de un mes y medio o dos meses, una vez que se hayan resuelto todos los trámites burocráticos. Representantes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) se reunieron ayer con el alcalde de La Línea, Juan Franco; el concejal delegado de Impulso y Desarrollo Urbano, Juan Carlos Valenzuela, y técnicos de su departamento. La reunión la solicitó el SAS después de que Urbanismo detectara que funcionaba en el centro sanitario un servicio de cafetería sin contar con la licencia necesaria para ello.

Los representantes municipales informaron a los responsables del SAS que para conceder la licencia de apertura de la cafetería primero es necesario obtener la calificación ambiental, imprescindible para la actividad, y cumplir el trámite de exposición pública, que es de, al menos, 30 días.

La Administración sanitaria y la empresa licitadora de la cafetería tienen la intención de presentar toda la documentación lo antes posible. El edil Juan Carlos Valenzuela manifestó tras la reunión que una vez recibida esta documentación, Impulso y Desarrollo Urbano la tramitará con la máxima celeridad posible para agilizar el procedimiento. Si se cumplen los plazos establecidos en la cita que mantuvieron ayer ambas partes, está previsto que los trámites administrativos queden completados en un plazo de un mes y medio o dos meses.

El Ayuntamiento recibió información hace dos semanas de que en una sala del nuevo hospital se había habilitado un servicio de cafetería que atendía tanto a los facultativos como a los usuarios en general. “Enviamos a una inspección que corroboró la existencia de ese servicio provisional de cafetería en unas dependencias que no son las que acogerán la futura cafetería del centro hospitalario, porque allí se está pendiente de hacer obras y adaptaciones. Como consecuencia de la inspección, el servicio ha cerrado al público”, indicó Valenzuela.

La situación desconcertó a los usuarios del hospital, que tras tener unos días la posibilidad de tomar un café sin salir del recinto vieron que sólo se atendía al personal sanitario, como rezaba un cartel instalado en la entrada de esta sala. “Se han producido quejas de usuarios, pero nosotros no teníamos solicitud de licencia de ningún tipo. Cerrada al público en general, la sala no incumple nada”, indicó el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios