Los Barrios

La biblioteca de Los Barrios habilita una sala de estudio

  • La inversión para insonorizar una estancia y dotarla de mobiliario roza los 18.000 euros

Jorge Romero y Miguel Alconchel supervisan la nueva sala de estudio. Jorge Romero y Miguel Alconchel supervisan la nueva sala de estudio.

Jorge Romero y Miguel Alconchel supervisan la nueva sala de estudio. / E. S.

Comentarios 1

La Biblioteca Municipal Cronista de la Villa ya cuenta con la nueva sala de estudio que se ha habilitado en la planta baja. El alcalde de Los Barrios, Jorge Romero, y el concejal de Urbanismo, Miguel Fermín Alconchel, junto al delegado de Cultura, Manuel Molina, supervisaron esta mañana el funcionamiento de la nueva sala, que cuenta con insonorización además de mobiliario adecuado. La inversión municipal ha ascendido a 11.985 euros para la ejecución de las obras y de unos 6.000 euros para el equipamiento.

"Una vez más desde el equipo de gobierno municipal atendemos las demandas de los vecinos y tras la petición de creación de una sala de estudio hemos logrado hacerlo realidad, a pesar de las circunstancias económicas adversas que existen en el Ayuntamiento”, ha explicado Miguel Alconchel. 

Alconchel también destaca “gracias a este esfuerzo económico los usuarios ya pueden disfrutar de una sala insonorizada en la propia biblioteca, que tiene capacidad para unas 30 personas y que cuenta además con un mobiliario nuevo, mesas y sillas, zona wifi y enchufe para los portátiles”.

El primer teniente de alcalde recuerda que la inversión en mejoras en la Biblioteca Municipal Cronista de la Villa ha sido constante por parte del equipo de gobierno municipal: “No hay que olvidar que cuando entramos a gobernar la biblioteca estaba cerrada. Había una serie de problemas de adaptabilidad de varias zonas, sobre todo en la parte lúdica infantil que solucionamos. Fue una pena que los anteriores gobernantes no solucionaran las deficiencias que tenía. Este equipo de gobierno hizo numerosas mejoras como las de la cubierta, el cambio del plaqueteado, pusimos en funcionamiento el ascensor y abrirla en enero de 2012. Todo a pesar de las dificultades económicas por las que atravesaba y atraviesa este Ayuntamiento”.

Alconchel también señala que “hay que recordar que una sala de estudio no es obligatoria en una biblioteca municipal, puesto que su función es prestar recursos para la lectura, tal y como nos obliga la Unesco, además de atraer a nuevos usuarios y que se fomente el préstamo de libros; no obstante, a petición de los ciudadanos, se ha hecho un gran esfuerzo para poder contar con esta sala de estudio pensada para opositores y estudiantes en general de nuestro municipio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios