Comarca

Los barcos de Salvamento Marítimo quedan desalojados tras ocho días

  • Crinavis todavía no albergará a los llegados en patera, habrá que esperar unas jornadas

Ocho días después de que el María Zambrano se convirtiese en una especie de centro de recepción de migrantes de emergencia, la cubierta del barco de Salvamento Marítimo quedaba despejada. En ella han estado albergados cientos de migrantes día y noche ante la falta de espacio de acogida, cubiertos por un plástico, con baños portátiles y duchas improvisadas por la tripulación en el dique norte del Puerto de Algeciras.

A este barco han ido llevando el resto de embarcaciones de Salvamento Marítimo los migrantes que iban rescatando, para desde allí redistribuirlos conforme iban quedando plazas libres, pero no ha sido el único que se ha convertido en un hotel durante unos días: la Salvamar Denébola también ha estado varias jornadas amarrada albergando migrantes ante el colapso existente, y varias noches la Guardamar Concepción Arenal o alguna otra salvamar se han visto con el mismo problema.

Ayer Salvamento Marítimo se desprendía de esa función impropia como albergue de los migrantes a los que encuentra en aguas del Estrecho. Por la tarde, todos los alojados en el María Zambrano eran trasladados, solo a la espera de saber qué pasaría con las 96 personas auxiliadas en el día.

Unas 1.400 personas permanecían ayer custodiadas o albergadas en el Campo de Gibraltar. En el polideportivo del Saladillo, convertido en centro policial provisional, había 381. En el pabellón de Los Barrios se alojaban más de 700 a la espera de pasar al trámite de identificación policial, mientras que en San Roque había 290, un centenar de las cuales fueron trasladadas al pabellón Vista Alegre de Córdoba. El centro de Crinavis iniciará hoy sus tareas administrativas y de equipamiento, no empezará todavía a alojar a migrantes.

En el complejo Campano de Chiclana de la Frontera eran ya 190 los hombres, mujeres y niños trasladados allí para ser atendidos por Cruz Roja tras haber pasado los trámites policiales. Con la apertura de este centro, con capacidad para entre 600 y 700 personas, han sido cerrados los polideportivos de Cádiz y Jerez que durante semanas fueron cedidos por los ayuntamientos.

Los alcaldes de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y Algeciras, José Ignacio Landaluce, destacaban la solidaridad demostrada por sus municipios. "Somos un ejemplo y lo seguimos siendo", aseguraba Landaluce. El regidor sanroqueño resaltaba la gran cantidad de alimentos y otros productos aportados por ONG y particulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios