Balance de UNAD

Las ONG alertan del daño que la cultura del narcotráfico hace al Campo de Gibraltar

  • Luciano Poyatos, presidente de la unión de 250 colectivos, pide en Algeciras "no sólo un plan integral" sino "inversiones específicas" ante el peligro de una exclusión social perenne

Francisco Mena y Luciano Poyatos, de pie, en la sede de Barrio Vivo en Algeciras. Francisco Mena y Luciano Poyatos, de pie, en la sede de Barrio Vivo en Algeciras.

Francisco Mena y Luciano Poyatos, de pie, en la sede de Barrio Vivo en Algeciras. / Jorge del Águila (Algeciras)

250 colectivos de atención a los drogodependientes han lanzado desde Algeciras un llamamiento a las administraciones para que realicen inversiones en el Campo de Gibraltar que eviten que se convierta en la gran zona de exclusión de España. Lo han hecho a través de Luciano Poyatos, presidente de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), la mayor la mayor ONG de Europa dedicada a la protección y ayuda a las personas con problemas de adicciones, que ha visitado Algeciras para presentar un estudio sobre el perfil de las personas atendidas en Andalucía en 2017.

Poyatos entiende que al Campo de Gibraltar le urge "no sólo un plan integral" que ayude a paliar el narcotráfico, sino "una cantidad específica" de dinero que soporte todas las acciones que se realicen, antes de que sea demasiado tarde. "Andalucía no puede permitirse condenar a la comarca para siempre a la exclusión, a que en la comunidad halla dos tipos de ciudadanos", los que sufren el paro y el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y los que no. 

El presidente de UNAD ha hablado de la estrecha relación que existe entre el narcotráfico y los altos niveles de desempleo en el Campo de Gibraltar, donde incluso más que en otros puntos de España es necesario "recuperar las políticas de prevención", a las que las administraciones renunciaron cuando llegó la crisis económica. 

Poyatos ha acudido a la Coordinadora Barrio Vivo para presentar el estudio junto al presidente de Alternativas, Francisco Mena, quien le ha agradecido la elección de Algeciras para hacer balance como símbolo de la "situación especial" que se vive en la comarca con el tráfico de drogas. "Nos ayuda a potenciar el discurso del Campo de Gibraltar, nuestras reivindicaciones", dijo Mena. 

"No es casualidad que esté aquí", subrayó Poyatos, "para definir el perfil de las personas atendidas en Andalucía". "Se hace mucha referencia al narcotráfico, pero nosotros estamos realmente preocupados por las personas que viven aquí", continúa, antes de anunciar que en el último Consejo Estatal de Drogodependencias pidió "una "inversión económica" para "dignificar" a los ciudadanos de la comarca.

La investigación, coordinada por la red UNAD, se ha elaborado en colaboración con el Colegio de Politólogos y Sociólogos de la Comunidad de Madrid gracias al apoyo del Plan Nacional Sobre Drogas. 

El perfil de quienes solicitaron atención por problemas de adicciones el pasado año es el de una persona de entre 26 y 44 años (51%) que consume varias drogas (55%), con un tiempo medio de consumo superior a los 11 años (45%) y en desempleo (45%).

Las drogas más consumidas entre las personas que han solicitado ayuda a UNAD Andalucía son: la cocaína (29%), el alcohol (24%), la heroína (18%) y el cannabis (17%). En este estudio destaca la mayor proporción de mujeres atendidas por problemas con el alcohol (28%) y ansiolíticos y somníferos (10%) frente a los hombres, que suponen un 24% en el caso del alcohol y un 4% en las sustancias citadas. Entre los varones, el consumo de cocaína, heroína y cannabis es ligeramente mayor.

En cuanto a las personas que recibieron atención por primera vez en 2017, la droga más consumida es el alcohol (34%), seguida por la cocaína (26%) y el cannabis (16%). Por otra parte, el estudio revela que entre las nuevas atenciones hay una mayor incidencia de la cocaína, el alcohol y los ansiolíticos y somníferos en comparación a los datos de las personas más veteranas.

En el perfil de las personas atendidas en UNAD Andalucía por tener problemas con las adicciones sin sustancia se aprecia un descenso de la edad (el 31% eran menores de 25 años) y en el 58% de los casos las atendidas eran mujeres. Otra de las características entre las personas atendidas por esta razón se aprecia un mayor número de estudiantes (21%). Las principales adicciones en este sentido son debidas al juego presencial (31%) y el teléfono móvil (29%).

UNAD Andalucía también ha realizado un seguimiento de las familias de las personas con problemas de adicciones. El perfil del familiar que acude a la red es el de la madre (41%), seguida de la pareja (24%) y el padre (15%). Asimismo, las mayores dificultades que reconocen las familias de las personas atendidas son de índole económica (29%) y laboral (24%).

Con respecto a la labor de prevención, en la red UNAD Andalucía la gran mayoría de las actividades se englobaron dentro de la prevención universal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios