Comarca

Los amarradores del Puerto de Algeciras, en pie de guerra por el impago de las nóminas

  • Alertan de que, desde anoche, no está garantizada la normalidad en el tráfico portuario

Amarradores del Puerto de Algeciras. Amarradores del Puerto de Algeciras.

Amarradores del Puerto de Algeciras. / erasmo fenoy

Los amarradores del Puerto de Algeciras están en pie de guerra por el impago de sus nóminas. Tanto es así que, desde las 22:00 de ayer, se dedican a cumplir estrictamente sus obligaciones laborales. Esto significa que no está garantizada la actividad normal en los muelles algecireños, ya que en los momentos de más tráfico portuario necesitan de un refuerzo extra para cumplir sin demoras con una actividad fundamental tanto en las terminales de contenedores como en la dársena de los ferris que cruzan el Estrecho.

El Sindicato Coordinadora de Trabajadores de los Puertos, junto al Comité de Empresa de amarradores de la Empresa Marítima Algecireña, afirma que los trabajadores cumplirán con sus tareas, pero se han visto obligados a tomar medidas que "afectarán al tráfico portuario".

De momento, aclaran, no se trata de una huelga, aunque el ambiente en la plantilla es de enorme preocupación por una situación que se agrava desde 2016 después de 30 años sin problemas.

Pese al enfado, los trabajadores afirman que están abiertos a alcanzar un acuerdo con la empresa en cualquier momento, lo que obviamente detendría cualquier medida de presión.

Los amarradores llevan dos años sufriendo "retrasos en los pagos, bajadas salariales y reestructuraciones de la plantilla", según un portavoz del comité de empresa que reconoce que las negociaciones llevadas a cabo desde hace meses con representantes de Marítima Algecireña y la mediación de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras no han servido todavía para acercar posturas y normalizar la situación.

El medio centenar de amarradores de Algeciras afirma que lleva dos meses sin cobrar y en su mayoría ya han agotado las 80 horas extras que tienen por convenio al año.

El amarre acusa a la empresa de no cumplir el convenio firmado en junio de 2016 y que se elaboró para blindar los 57 puestos de trabajo previos a la liberalización de este servicio. Se trata de del denominado Acuerdo de estabilidad en el empleo para la actividad del amarre y desamarre de buques en el Puerto de la Bahía de Algeciras.

El convenio fue ratificado mediante la firma de los principales agentes sindicales y empresariales de esta actividad tras algo más de seis meses de negociación con el apoyo y seguimiento del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla).

El convenio, con una vigencia de prevista hasta junio de 2022 regula unas condiciones salariales mínimas para todos los amarradores en cualquiera de las empresas que presten el servicio en el puerto de Algeciras -existentes o que se establezcan en el futuro- hasta que el convenio estatal sea renovado y alcance o mejore las condiciones pactadas en este acuerdo.

Según un portavoz del comité de empresa, el problema del amarre se circunscribe exclusivamente al Puerto de Algeciras, ya que en el resto de muelles de España predomina la estabilidad laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios