Comarca

El alcalde lamenta la paralización del proyecto Eolo por la presión de los grupos ecologistas

  • Francisco Ruiz insiste en que el aparcamiento y chiringuito cumplen con todos los permisos

Francisco Ruiz. Francisco Ruiz.

Francisco Ruiz. / e. fenoy

El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, lamentó ayer la decisión del empresario promotor del proyecto Eolo de dejar en suspenso la construcción de un chiringuito y un aparcamiento en una parcela privada de la zona costera de Valdevaqueros. El promotor ha decidido paralizar las obras, para las que obtuvo licencia en febrero, presionado por los colectivos ecologistas y otras entidades que se han mostrado en contra de la actuación por estimarla perjudicial para el entorno.

El alcalde confirmó que el empresario les ha trasladado su intención de dejar "en suspenso" la inversión. "Lo lamentamos, porque se trata de un proyecto que cuenta con todos los permisos en regla, en un suelo privado, y que además de crear una actividad económica buscaba ordenar una zona con acampada ilegal, con vertidos y suciedad", comentó Ruiz.

El regidor tarifeño resaltó que el promotor tiene un año de plazo para iniciar las obras y otro más de posible prórroga conforme a la licencia concedida, por lo que dijo confiar que bien esa empresa o un tercero retomen la iniciativa más adelante.

Ruiz enfatizó, frente a las críticas de los grupos ecologistas o partidos políticos como Equo o Podemos, que la tramitación y permisos se han realizado "siguiendo escrupulosamente la ley". "Ha habido mucha desinformación. Quien conoce el proyecto no puede verlo como perjudicial para el medio ambiente. Se han seguido todos los trámites y las alegaciones registradas en su momento fueron contestadas. Ha sido y es un proyecto transparente, quien lo desee lo puede consultar", resaltó el alcalde.

Los opositores al proyecto Eolo defienden que para realizar las obras hacía falta una declaración de impacto ambiental, entre otros trámites. La Junta de Andalucía ha reiterado en varias ocasiones que, según la normativa aplicable, no era necesario.

Ruiz resaltó que la entidad local había planificado junto con la Guardia Civil un despliegue para la retirada de autocaravanas o posibles campistas ilegales en el terreno, así como en el resto de la costa tarifeña. "Aunque no se vaya a ejecutar el proyecto para este verano, seguimos manteniendo nuestro objetivo de atajar la acampada ilegal que genera residuos y riesgos de incendio", comentó el alcalde. Tarifa posee desde el año pasado un aparcamiento municipal con capacidad para 700 autocaravanas que durante la temporada de verano ofrece la recogida de aguas residuales y otros servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios