Comarca

Vox se queda sin permiso para celebrar su mitin en Algeciras

  • La solicitud debe cursarse 10 días antes y la Subdelegación no ve motivos "extraordinarios y graves" para concederlo en 24 horas

  • Su presidente nacional tacha al PSOE de "mafia"

Santiago Abascal, presidente de Vox. Santiago Abascal, presidente de Vox.

Santiago Abascal, presidente de Vox. / E.S

Comentarios 8

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz negó ayer el permiso a Vox para celebrar hoy a las 20:30 en la Plaza Alta de Algeciras un mitin sobre la crisis de la inmigración con la asistencia de su presidente nacional, Santiago Abascal. El partido político presentó la solicitud el pasado lunes por motivos "extraordinarios y graves" después de que se cancelara el acuerdo con el que llegó con un conocido hotel de la ciudad, pero el permiso le ha sido denegado porque este tipo de actos deben solicitarse con una antelación de 10 días y la Administración no ve esos motivos "extraordinarios y graves". Aunque el acto no está autorizado, algunos simpatizantes de la formación indicaron en las redes sociales que acudirán a la Plaza Alta.

Aunque en el escrito presentado ante la Subdelegación el representante de Vox señala que es consciente de que pide el permiso para realizar la concentración sin cumplir ese plazo de 10 días, Abascal arremetió contra la Administración: "La mafia socialista de la delegación del Gobierno se une a los radicales de ultraizquierda para impedir que hablemos mañana (por hoy) en Algeciras en la calle. Nos quedan los tribunales. Un Gobierno que atropella de esta manera la libertad expresión es un gobierno ilegítimo", afirmó.

Ante esta situación Vox afirmó que ayer mismo interpuso un recurso urgente ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía "en protección de derechos fundamentales vulnerados por la arbitrariedad de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz por denegarnos el derecho de reunión en Algeciras".

En la petición, la formación justificaba la solicitud 24 horas antes para la celebración del acto político por el hecho de haberse quedado sin un lugar para ello después de que se cancelase la reserva en un hotel de la ciudad. "La responsable del hotel nos comunica que, debido a presiones y amenazas sufridas por grupos de extrema izquierda, se candela el acto en sus instalaciones. Realizada la consulta en otros hoteles de la ciudad, en todos se recibe la misma respuesta denegatoria por el mismo motivo, grupos de extrema izquierda están presionando y amenazando a los responsables de estos establecimientos hoteleros para impedir que Vox pueda celebrar su acto con normalidad", señala el escrito.

En la solicitud se señala que el acto se convocaba "en defensa de la libertad de expresión y en apoyo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", aunque en el cartel que fue difundido el pasado lunes por las redes sociales se podía leer: "No a la invasión. En defensa de las fronteras de España".

"Como consecuencia de ello, y por tratarse de una circunstancia extraordinaria -ajena a la propia voluntad y conducta del partido convocante- y grave -por suponer un atentado a la libertad de expresión de los ciudadanos-, es por lo que solicitamos por vía de urgencia esta concentración", indica la formación.

El escrito recoge que Vox esperaba contar con más de 30 asistentes, que dispondría de un servicio de orden "que se compromete a mantener el mismo durante el tiempo que dure la concentración" y pedía la ayuda de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de servicios de asistencia sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios