Comarca

Vecinos del santuario de Tarifa exigen mejoras para incorporarse a la N-340

  • Los residentes sugieren una rotonda o una zona reservada para girar a la izquierda en dirección al casco urbano y Algeciras

Dos vehículos esperan para incorporarse a la N-340, ayer. Dos vehículos esperan para incorporarse a la N-340, ayer.

Dos vehículos esperan para incorporarse a la N-340, ayer. / e. s.

Los vecinos de Tarifa residentes en la zona del santuario de Nuestra Señora de la Luz preparan movilizaciones para exigir al Ministerio de Fomento que incorpore mejoras para la seguridad del tráfico en el cruce de incorporación a la carretera N-340. Los residentes, medio millar agrupados en las asociaciones vecinales de Caheruelas, Longanilla y Puertollano, sostienen que llevan desde el año 2000 reclamando sin éxito fórmulas para evitar los frecuentes accidentes.

Los habitantes de esta zona de Tarifa, donde también hay casas rurales y accesos a instalaciones como la depuradora de la ciudad y varias plantas eólicas, explican que al llegar desde su carretera al cruce con la N-340 la maniobra más habitual es girar hacia la izquierda en dirección a Algeciras. Está permitido puesto que hay línea discontinua. Durante gran parte del año la maniobra para ir hacia sus trabajos en Tarifa o Algeciras o para hacer la compra no supone mayor problema, si bien en verano incorporarse a la Nacional se convierte en un suplicio. "Con las colas en dirección a Cádiz para las playas es difícil realizar la maniobra para girar hacia Algeciras y el casco urbano de Tarifa. Hay que sortear los coches y en ocasiones se han producido accidentes con víctimas mortales", apuntaron los vecinos.

Los perjudicados sugieren a la demarcación de Carreteras que habilite una zona de giro en la plataforma central de la calzada (como las que hay para girar hacia la izquierda para entrar en Tarifa apenas unos kilómetros antes) o bien que se construya una rotonda que contribuya a garantizar un acceso seguro.

Un grupo de vecinos trasladó ayer al alcalde de Tarifa sus demandas y explicaron que han solicitado permiso para manifestarse mañana a mediodía. La solución alternativa, girar a la derecha y dar la vuelta en el siguiente cruce, es rechazada por los vecinos por entender que supone dar un rodeo de varios kilómetros y condenarles gran parte del verano a soportar colas.

"Hemos visto muchos accidentes en la zona y queremos que no se produzcan más. Las colas están a punto de comenzar a producirse todos los días. Creemos que el asunto tiene una solución sencilla y viable, por lo que estamos dispuestos a hacer visibles nuestras protestas", avanzaron los vecinos que organizan la concentración de mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios