Comarca

Vecinos de las portátiles se quejan de problemas con el suministro eléctrico

  • La concejal de Vivienda ordena a través de URTASA que se inste a la compañía energética a solucionar las deficiencias

Una representación de vecinos inquilinos de las viviendas prefabricadas de Santo Domingo de Guzmán acudieron ayer hasta el Consistorio para reclamar una solución a los problemas que derivados del fluido eléctrico vienen padeciendo en sus viviendas.

Parte de los vecinos del más de la docena de viviendas prefabricadas que se levantan desde hace años en la barrida Santo Domingo de Guzmán acudieron ayer hasta el Consistorio en un desesperado intento de solucionar un problema que reconocen puede derivar en tragedia. Y es que los problemas vienen de antaño pero se han recrudecidos en los últimos cuatro meses. Todo estriba en que las viviendas prefabricadas son unas viviendas en precarios con una más que dudosa instalación eléctrica que falla originando constantes y peligrosas alteraciones en la tensión eléctrica.

Vanesa Piñero, una de las inquilinas relata que viven en una constante incertidumbre ya que las alteraciones en el fluido eléctrico han hecho que algunos electrodomésticos hayan salido ardiendo. "Por las noches tenemos que apagar el automático no vaya ser que salgamos ardiendo" lamenta otro de los vecinos afectados que apuntan a que otros vecinos han solucionado el problema acometiendo el pago de un contador. Otro vecino apunta a que el carácter de vivienda en precario no autoriza a la instalación de contadores individuales.

Otra vecina, Josefa Blanco, de las que más tiempo lleva viviendo en las casas señala que las condiciones de habitabilidad no son las ni las más idóneas, ni las más cómodas y denuncia que no existen ni calles y que el lugar "está abandonado con basuras por los alrededores".

Los vecinos reclaman una solución que pasa por el realojo en viviendas de protección oficial o en su defecto un adecentamiento del lugar.

La edil de Vivienda, Teresa Vaca (PA), se interesó ayer mismo por el asunto y ordenó que a través de la empresa municipal del suelo público, URTASA se contactase con la compañía eléctrica para que solucionaran el problema durante la tarde. La edil indicó que a través de URTASA se ha procedido a detallar los daños ocasionados en las viviendas como consecuencia de la alteración de la tensión eléctrica.

Vaca manifestó que se trata de un asunto que viene de lejos y manifestó que la solución pasa por el realojo de esas familias en viviendas de protección oficial. La edil lamentó que el problema no hubiera quedado zanjado con la entrega en años pasados de las viviendas de Santo Domingo de Guzmán pero no quiso entrar en valoraciones del porqué no se realizó, limitándose a apuntar a que desde su delegación municipal se está trabajando por erradicar de la localidad la infravivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios