Gibraltar

Solo un guiño a Europa en el último National Day antes del Brexit

  • Gibraltar exhibe su nacionalismo británico a 200 días de dejar la UE

  • "Estaremos orgullosos de ser socios en un futuro", dice Picardo

Comentarios 1

Gibraltar exhibió ayer su nacionalismo británico en el último National Day antes de la salida de la Unión Europea. Banderas del Reino Unido y del Peñón por toda la ciudad, ciudadanos vestidos de rojo y blanco, lluvia de papelillos, discurso de apoyo de la primera ministra, Theresa May, e intervención con solo un pequeño guiño a la UE por parte del ministro principal, Fabián Picardo, jalonaron una jornada que en la Roca se vive ante todo como una fiesta.

Mientras en el Foreign Office ondeaba la bandera de Gibraltar, a 2.400 kilómetros, el pueblo yanito volvió a festejar aquel 10 de septiembre de 1967 en el que votó por continuar siendo británico. En la Explanada, 3.000 personas jalearon la presencia de 32 diputados británicos de todos los colores y de varios países. Fue después de que se distinguiera con la Libertad de la Ciudad al veterano Joe Bossano, el hombre que más defendió la autodeterminación y que ideó este National Day ya completamente afianzado.

El mensaje grabado por Theresa May fue claro y conciso: "El 10 de septiembre es un día muy especial para el pueblo de Gibraltar. Un día para estar orgullosos de la cultura única del Peñón. Para recapitular su historia única y abordar su excitante futuro. Y para celebrar no solo su vibrante economía y su creciente nivel de vida, sino también el lugar clave que sigue ocupando en los corazones de la gente en todo el Reino Unido". "Durante más de 300 años, el Reino Unido y Gibraltar se han orgullecido de su mutuo apoyo, trabajando mano a mano", dijo, y continuó: "Hoy, en este Día Nacional de Gibraltar, puedo aseguraros que esta relación no cambiará en el marco del proceso de salida de la Unión Europea. Entramos juntos en la UE. Saldremos juntos de la UE. Y, a medida que afrontamos el último capítulo de nuestra historia compartida, lo haremos, una vez más, juntos. El Gobierno de Gibraltar está totalmente involucrado en las negociaciones del Brexit y nada logrará jamás debilitar nuestro compromiso con el pueblo del Peñón". Por último, recalcó: "Mientras el pueblo de Gibraltar quiera seguir siendo británico, británico será. Y nuestro compromiso con el Doble Veto, un compromiso tan sólido como este Peñón milenario, no podrá cuestionarse nunca. Gibraltar es una parte fundamental del pasado, presente y futuro del Reino Unido. Y estoy profundamente orgullosa de ayudaros hoy a celebrar vuestro día. ¡Feliz Día Nacional de Gibraltar a todos!". El secretario de Estado para Asuntos Europeos, Alan Duncan, acudió al Peñón, así como Arlene Foster, ex primera ministra de Irlanda del Norte y actual líder del Partido Unionista Democrático. También enviaron mensajes de apoyo otros líderes británicos a los que Picardo les dio las gracias: "Carwyn Jones, desde Gales, nos desea lo mejor en este día. Nicola Sturgeon, desde Escocia, nos transmite su deseo de que disfrutemos de un feliz Día Nacional, así como su firme compromiso con la relación entre Gibraltar y Escocia y con una colaboración mutua a medida que abandonamos la UE". A la intervención de Picardo no le faltó de nada.

"Venimos a celebrar nuestra identidad como nación. A reivindicar nuestro derecho sagrado sobre esta, nuestra tierra. Porque nuestro derecho sobre el Peñón es sagrado. Es inalienable. Y es perpetuo. Y ésta ha sido la lucha de los gibraltareños durante generaciones. Y, a medida que no enfrentamos a uno de los mayores desafíos de nuestra historia, debemos aprender las lecciones que nos enseñaron las generaciones anteriores de gibraltareños", dijo. El ministro principal volvió a referirse a la Evacuación de 1940, al referéndum de 1967 y se acordó otra vez del dictador Francisco Franco, antes de proclamar que es el turno de la "generación del Brexit": "Nosotros guiaremos a nuestro pueblo en estos tiempos de cambio. Porque es nuestro momento de asumir nuestra responsabilidad. De trabajar para conseguir una herencia para nuestros hijos mejor de la que nos dejaron nuestros padres. Nuestro turno para convertir el desafío del Brexit en la oportunidad del Brexit".

Ahí llegó el único guiño a la UE: "A medida que abandonamos la Unión Europea, estamos orgullosos de poder decir que hemos sido artífices de la Europa actual. Y estaremos orgullosos de ser socios de Europa en el futuro". "El Brexit no nos vencerá. Pero tampoco nos definirá. Porque nuestros antepasados vinieron de todas las costas del Mediterráneo y más allá. Hicieron sus sueños realidad frente a las adversidades. Desde Génova, Malta, la India, el norte de África, Gran Bretaña… Superamos todos los asedios para vivir el sueño británico. Abandonar la UE es solo un paso más en nuestra travesía", prosiguió, antes de finalizar: "Nada nos detendrá en nuestro empeño de fortalecer el acuerdo de libertad entre nuestra nación y el Reino Unido, que garantiza que nosotros seamos los únicos que podemos decidir nuestro propio destino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios