Comarca

Salvamento Marítimo rescata a 57 inmigrantes que iban a la deriva

  • Entre los indocumentados viajan 17 mujeres y ocho menores de edad

Un total de 57 inmigrantes indocumentados fueron interceptados ayer por Salvamento Marítimo a unas 10 millas al suroeste de la isla de Las Palomas cuando intentaban entrar de manera irregular en la península.

Los inmigrantes fueron localizados sobre las diez de la mañana por la embarcación de Salvamento Marítimo Salvamar Alkaid y horas después de que una llamada telefónica producida sobre las ocho de la mañana alertara de su desaparición. La densa niebla que cubría el Estrecho dificultó las labores de localización de los inmigrantes que viajaban a bordo de una neumática de unos 6 metros de eslora que, según algunos de sus ocupantes, llevaba cuatro horas a la deriva después de partir desde algún punto de la costa próximo a Rabat, según apuntó uno de los inmigrantes.

Este último contingente estaba compuesto por 17 mujeres, una de ellas embarazada que fue trasladada al centro de salud dado su avanzado estado de gestación (siete meses), y finalmente fue conducida al puerto donde se encontraban el resto de sus acompañantes. Entre ellos, ocho bebés y niños de hasta cuatro años. Todos en perfecto estado y que fueron inmediatamente atendidos por el personal de Cruz Roja. El resto de la expedición la componían 32 varones subsaharianos. Uno de ellos fue trasladado de urgencia aquejado de una severa hipotermia que le hizo desmayarse cuando iba a ser desembarcado.

El grupo tocó tierra sobre las once de la mañana y se les proporcionó ropa seca y avituallamiento. En el puerto, tanto el personal de Cruz Roja, como Guardia Civil y Protección Civil ayudaban a desembarcar a los inmigrantes fatigados por el viaje. Todo ello ante la vigilante mirada de dos agentes de la Gendarmería Marroquí que se encontraban en Tarifa y que también contribuyeron a atender a los inmigrantes.

Uno de los inmigrantes mantuvo conversación telefónica con su mujer residente en España junto a su hija desde hace un año y medio. Gracias al teléfono móvil de un periodista que cubría la noticia, uno de los integrantes del contingente pudo hablar con su mujer a la que localizó en un centro de Cruz Roja de Puente Genil, en Córdoba, para tranquilizarla al comunicarle que se encontraba en tierra firme.

Una vez cambiados de ropa y tras ingerir algo de alimentos, el grueso de la expedición clandestina fue trasladado hasta la Comisaría de Algeciras para, posteriormente y una vez iniciados los correspondientes expedientes de expulsión, ser derivados a los centros de estancia temporal de La Piñera (Algeciras) o a la Isla de las Palomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios