tribuna de opinión

#QueremosAlgecirasBobadilla… ya

  • La conexión desde/hasta Algeciras, punto de partida y final de los corredores Mediterráneo y Atlántico, es clave para cumplir con los objetivos del mapa de infraestructuras europeo

Comentarios 1

En estos días que, gracias a la concentración empresarial impulsada por la Confederación de Empresarios de Cádiz y la Asociación Valenciana de Empresarios, se vuelve a poner el foco, y no sólo a nivel comarcal, en la necesidad de terminar las obras del Corredor Mediterráneo, desde la Cámara de Comercio volvemos a reclamar la modernización del tramo ferroviario Algeciras-Bobadilla sin más demora.

Antes de nada, permítanme felicitar a la CEC por esta iniciativa que ha contado con la respuesta de centenares de empresarios comarcales y procedentes de diversos territorios del país también interesados en la ejecución de este proyecto. Dicha felicitación quisiera hacerla extensiva también a AVE por su inestimable colaboración en la organización de la misma, así como en los actos programados para la ciudadanía en los días siguientes.

La principal idea que resume esta reivindicación es la de reclamar el desarrollo de una "España circular" que complete la "España radial" que ha caracterizado históricamente a nuestro país, en el que todas las vías de comunicación deben pasar por el centro. Creo que esta propuesta es muy acertada.

Lo interesante, desde nuestra perspectiva, es que la modernización del tramo Algeciras-Bobadilla, nos conectaría a la vez con la España "radial" y con la España "circular". Con esto me refiero a que, debido a las importantísimas deficiencias estructurales de la actual conexión, llevamos décadas si estar conectados a esa España "radial". Y cuando digo conectados, me refiero a una conexión digna para personas y mercancías.

Para comprender la importancia de esto solo tenemos que observar cómo otros puertos de la península, y que no son españoles, están intentando sumarse a esa estrategia radial que, de conseguirlo, afectaría negativamente a nuestra actividad.

En nuestra permanente reivindicación de la mejora de la línea férrea Algeciras-Bobadilla hemos insistido, ante la Administracion del Estado -y ante la propia Unión Europea- en la necesidad y en la importancia de que el primer puerto de España, estratégicamente situado en la segunda ruta mundial más transitada del mundo, cuente con un ferrocarril de altas prestaciones.

La conectividad vía marítima que tiene el Puerto Bahía de Algeciras, con más de 200 conexiones directas a puertos de todo el mundo, hace que sea imprescindible contar con infraestructuras terrestres que permitan optimizar la logística de las empresas que se encuentran en su área de influencia. Esto hace que crezca la competitividad de esas empresas y que, por ello, se genere más riqueza y empleo.

Algo similar podemos decir de nuestro polo industrial, el segundo del país. En nuestras industrias se producen bienes por valor de varios miles de millones de euros y que necesitan "poner en el mercado" sus productos en tiempo y costes competitivos.

Y esta reflexión que aplico al área de la Bahía de Algeciras, la podemos ir extendiendo a lo largo del trazado ferroviario que nos ocupa. Antequera, situada en el corazón de Andalucía, aumentaría de forma exponencial su valor como enclave logístico, comparándose con el de Zaragoza-Plaza por el simple hecho de contar, además, con una conexión directa y competitiva con el mayor puerto de España. Algo parecido ocurriría con Córdoba, Linares, Sevilla, Granada y Almería, contribuyendo a la competitividad de las empresas de esas zonas. En definitiva, conectar Algeciras-Bobadilla es aportar conectividad al denominado eje transversal andaluz, dibujado desde Huelva hasta Almería.

Pero si ampliamos el mapa, nos encontramos que el denominado Corredor Mediterráneo incluye en su diseño un tramo central que une Algeciras-Bobadilla dirección Madrid-Zaragoza-Tarragona, punto en el que se une con el ramal litoral que sube hacia Francia y que discurre, a su vez, hacia Valencia-Murcia-Almería, integrándose en el eje transversal andaluz que conecta nuevamente con Granada, Bobadilla y Sevilla. Un diseño que, de finalizarse, multiplicaría el valor del país como plataforma logística.

En el acto empresarial celebrado esta semana en Los Barrios ha quedado patente el apoyo de los empresarios llegados desde distintos puntos de la geografía española a la culminación de la modernización del trazado Algeciras-Bobadilla. Una reivindicación que ha obtenido una respuesta similar al acto reivindicativo celebrado hace unas semanas en Burgos con empresarios del norte de España que también se han sumado, en el marco del Corredor Atlántico, a ese clamor por la finalización de esta línea. Y es que la conexión desde/hasta Algeciras, punto de partida y final de los corredores Mediterráneo y Atlántico, es fundamental para cumplir con los objetivos del mapa de infraestructuras europeo.

En definitiva, el nombre es lo de menos: "gato blanco o gato negro, lo importante es que cace ratones". Nosotros #QueremosAlgecirasBobadilla…YA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios