Comarca

El Plan de Saneamiento prevé la externalización de servicios públicos para la viabilidad local

  • El documento recoge una reducción de la deuda bancaria en 8 millones hasta el año 2015

El pleno municipal someterá el lunes a su consideración el nuevo plan de saneamiento económico redactado por el Gobierno municipal andalucista y cuya aplicación se prevé entre los años 2012 a 2015. El documento estima, como una de sus principales conclusiones, un superávit de casi 7 millones de euros en 2015 además de conseguir un ahorro neto aplicando sus medidas de más de 5.800.000 euros en cuatro años.

El alcalde, Jorge Romero, sostuvo que el plan se ha elaborado "pensando en las peores previsiones económicas posibles". El documento recoge las actividades que se han de realizar y las medidas en relación con la regulación, ejecución y gestión de los gastos e ingresos que permitan garantizar el retorno a una estabilidad presupuestaria. Así, prevé la reducción de la deuda bancaria en casi 8 millones de euros y los gastos para 2015 se minorarían en los presupuestos en 3 millones de euros.

El plan recoge que los servicios públicos básicos en óptimas condiciones se aseguran con la contratación eventual, con su proceso selectivo legal, y con la externalización de servicios públicos de alumbrado público, limpieza viaria y mantenimiento de parques y jardines, entre otros.

Además de las compras centralizadas y la externalización de servicios, el documento fija la licitación de diversos suministros básicos con concursos para la energía eléctrica, carburantes y comunicaciones telefónicas.

El plan establece, así mismo, una evolución de los gastos de personal para los próximos ejercicios donde se refleja un ajuste de la plantilla municipal acorde a las posibilidades económicas del Ayuntamiento. El ERE planteado y su posterior reflejo en la plantilla municipal para el ejercicio 2012 supondrá, según el Gobierno local, una considerable disminución del gasto anual.

En cuanto a los ingresos, el plan ampara la revisión catastral de valores, el IBI, que repercutirá en el ejercicio de 2014 o en 2013 si se aceleran trámites. También se refleja la revisión en alza de las ordenanzas fiscales como el IAE, Plusvalías y Obras (ICIO).

Los gastos financieros previstos en el periodo de referencia serían los de refinanciación de pasivos mientras que se establece una restricción a las ayudas y subvenciones. También se estudiará el gasto en el Consorcio de Bomberos y se analizará la posibilidad de rescate del servicio si el coste no se reduce en los próximos ejercicios. Este plan incluye ya la reducción de subvenciones a grupos políticos en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios