Comarca

PSOE y PIBA, dispuestos a una moción de censura contra el PA

  • Los tres partidos negarán el apoyo al gobierno en la cuestión de confianza y los otros cinco puntos

Comentarios 11

El Partido Independiente Barreño (PIBA) y el Partido Socialista se mostraron ayer favorables a la posibilidad de participar en una moción de censura contra el alcalde, Jorge Romero (PA), como parte del procedimiento amparado por la cuestión de confianza que se votará mañana viernes. El PP dijo estar a la espera del resultado del Pleno.

La sesión convocada para el viernes a las diez someterá los presupuestos municipales de 2012 a una cuestión de confianza -tal y como anunció Romero este martes- como propuesta para desbloquear el proyecto económico que resultó rechazado por la oposición en bloque (PP, PSOE y PIBA) en la convocatoria del lunes.

Los tres partidos de la oposición anunciaron ayer a Europa Sur que votarán en contra de la nueva iniciativa del alcalde. Las formaciones también adelantaron que votarán en contra de los otros cinco puntos de índole económica que volverán a pasar por el Pleno en la misma sesión, pese al rechazo obtenido el pasado lunes, al considerar que sigue sin existir un diálogo que consideran necesario.

Así, según la legislación, al vincularse el plan presupuestario a una cuestión de confianza se abren varias opciones. La primera (y más improbable en estos momentos dadas las posturas recabadas por Europa Sur) es que el gobierno andalucista obtenga una mayoría en la votación, lo que llevaría aparejada la aprobación inmediata de las cuentas de forma definitiva y, con ellas, la amortización de 178 puestos de trabajo y un cupo de plazas sin cubrir por estar prevista esta medida en el anexo de personal. En caso de perder la cuestión de confianza, se abrirá un plazo de un mes en el que puede cursarse una moción de censura contra el alcalde -que no debe dimitir aunque pierda la votación de mañana- con un candidato alternativo. De no prosperar este supuesto y cumplido el plazo, las cuentas quedarían igualmente ratificadas al considerarse otorgada la confianza.

Así las cosas, el presidente y portavoz del PIBA, Miguel Domínguez, señaló que su grupo ya ha adoptado la decisión de sustentar una posible moción de censura que, según Domínguez, pasa irremediablemente por el PP como partido propuesto para asumir el gobierno y David Gil como candidato a alcalde. Desde el Partido Socialista, aún mostrándose favorables a la medida por suponer "la única alternativa" para frenar los 178 despidos previstos en el presupuesto, condicionaron su participación a la obtención del visto bueno del resto de la escala orgánica socialista y la existencia de una propuesta en firme, según su portavoz municipal, Estefanía Ruiz.

David Gil (PP) dijo que abordarán todas las posibilidades a partir de la votación del viernes y que cualquier postura será adoptada por los órganos del partido. "No hemos llegado aún a ese punto. Seguimos pidiendo diálogo al gobierno local para sacar al pueblo de esta crisis", sostuvo.

Domínguez comparó la situación con un barril de gasolina dejado caer ladera abajo. "Éticamente no queda otra opción que firmar la moción de censura. Entiendo que no cabe otra situación que un gobierno liderado por el PP", explicitó frente a los condicionantes orgánicos planteados por PP y PSOE.

Desde el PIBA señalaron que el gobierno tiene otra opción alternativa a la cuestión de confianza y el riesgo de una moción de censura que pasa por la retirada del ERE y el presupuesto para 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios