Comarca

Miguel Rodríguez dona una furgoneta a la asociación Por una sonrisa

  • La entidad solicita que los niños sean tratados de cáncer en La Línea para evitar ir a Jerez

Miembros de Por una sonrisa, el gerente del hospital y el representante de Festina, junto a la furgoneta donada. Miembros de Por una sonrisa, el gerente del hospital y el representante de Festina, junto a la furgoneta donada.

Miembros de Por una sonrisa, el gerente del hospital y el representante de Festina, junto a la furgoneta donada. / erasmo fenoy

La firma Festina, cuyo propietario es el linense Miguel Rodríguez, hizo entrega ayer de una furgoneta a la asociación Por una sonrisa, que se encarga de trasladar hasta Jerez a niños enfermos de cáncer para que reciban allí su tratamiento. La presidenta de la entidad, Eva Ledesma, solicitó en el acto de entrega del vehículo al gerente del hospital de La Línea, Antonio Fernández, la posibilidad de que estos tratamientos ambulatorios para niños y adolescentes se puedan llevar a cabo en el nuevo centro sanitario. Fernández recogió la propuesta y recordó que en las nuevas instalaciones habrá un hospital de día oncohematológico.

En representación de Miguel Rodríguez acudió al acto de entrega del vehículo Pedro Osuna, que expresó su deseo de que con esta aportación "se consiga arrancar muchas sonrisas de niños". Ledesma recordó que Por una sonrisa contaba con una furgoneta para trasladar a los pequeños desde el Campo de Gibraltar hasta Jerez, pero que ya se encontraba en muy malas condiciones. "Nosotros llevamos a los niños en esta furgoneta para que no vayan solos y así también facilitar el gasto económico de las familias. A través de un hospital de Marbella nos pusieron en contacto con Miguel Rodríguez y de ahí nace esta unión", explicó la presidenta de la entidad.

La representante de la asociación solicitó al gerente del hospital de La Línea que disponga un espacio para que estos tratamientos se puedan realizar en el nuevo centro. "Para una analítica o para una quimioterapia de 15 minutos los niños tienen que levantarse a las 6 de la mañana y llegar allí en ayunas y los padres tienen que pedir el día libre en el trabajo porque se pierde toda la mañana. Esto se puede hacer en un hospital de día o un ambulatorio. Un espacio oncológico y hematológico infantil y para adolescentes evitaría muchas molestias y creemos que en el nuevo hospital puede haber espacio", solicitó Eva Ledesma.

Por una sonrisa se encargaría de acondicionar el espacio, como ya ha hecho en Jerez, y según explicó Ledesma no sería necesario que hubiera un oncólogo o hematólogo a su cargo, sino que se podría realizar con personal de enfermería según el protocolo ambulatorio previsto. El gerente del hospital recordó que el nuevo centro contará con un hospital de día oncohematológico y recogió el proyecto elaborado por la asociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios