Altadis

Gibraltar provee el 38,4% del tabaco de contrabando que se fuma en España

  • Uno de cada tres cigarrillos consumidos en Andalucía procede del mercado negro

  • La práctica crece en la hoja picada

Rocío Ingelmo y Miguel Ángel Martín, en rueda de prensa. Rocío Ingelmo y Miguel Ángel Martín, en rueda de prensa.

Rocío Ingelmo y Miguel Ángel Martín, en rueda de prensa. / Juan Carlos Vázquez

Uno de cada tres cigarrillos que se fuma en Andalucía es de contrabando y Gibraltar sigue teniendo un gran peso en este mercado ilegal. Así lo revela la última encuesta que bajo el título Paquetes Vacíos ha sido elaborada por la consultora Ipsos para Altadis. La comunidad andaluza es la que más consume tabaco ilegal de España. Dentro de ella esta práctica es especialmente significativa en las ciudades de Sevilla, Cádiz y Jerez.

A escala nacional, las cajetillas de contrabando detectadas proceden en su mayoría de Gibraltar, que suponen el 38,4% de este mercado negro en España. Le siguen las que proceden de negocios duty free (libre de impuestos) y Andorra. Respecto a la hoja picada que se vende sin pagar tributos, la mayoría es de origen búlgara y rumana. De la comparativa con otros años se deduce un descenso en este consumo.

Si en el primer semestre de 2014 el 40% del tabaco que se fumaba en Andalucía era de contrabando, dicho porcentaje llegó entre enero y junio de este año al 30,4%, es decir, diez puntos menos. La ciudad donde más se ha acusado dicha bajada ha sido Algeciras, que por su cercanía con Gibraltar es la entrada frecuente de las cajetillas sin precinto fiscal. En el periodo citado se ha pasado del 71% al 55%. No obstante, a pesar de este descenso, Algeciras continúa a la cabeza del ranking de ciudades en este consumo ilícito.

Ejemplo de la influencia de esta práctica es lo ocurrido en La Línea de la Concepción, donde han desaparecido tres estancos, debido a la competencia desleal que provoca el contrabando.

En otras ciudades andaluzas la tendencia ha sido contraria. En Cádiz, por ejemplo, el tabaco de contrabando ha pasado de representar el 31,4% de los cigarrillos que se fuman al 54,75. En Jerez la subida también ha sido bastante significativa, del 49,4% al 54,4%. En Sevilla, esta práctica se ha mantenido en cifras similares, del 48,6% al 47,2%.

Consumo de tabaco Consumo de tabaco

Consumo de tabaco

Para Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos Ilegales de Altadis, y Miguel Ángel Martín, director de comunicación de esta empresa, la bajada leve en el consumo de tabaco de contrabando obedece a la salida de la crisis y a la estabilización de los precios. No obstante, el informe revela otro dato “preocupante” que también provoca alarma en el sector: se está produciendo un “trasvase” a la picadura de hoja de tabaco ilegal, una tendencia que ya se ha detectado en Extremadura y en ciudades andaluzas como Jaén y Almería. En este caso las cifras de este tráfico ilícito se han disparado. Según detalló Ingelmo, cada vez son más los puntos de venta de esta sustancia, que se comercializa sin pagar tributo alguno con la excusa de ser “más natural”.

Actualmente se investiga una plataforma de internet que se encarga de venderla. La estimación oficial fija las pérdidas en el sector tabacalero por cada punto de venta de contrabando en 90 millones de euros. Esto lleva a pensar que en toda España dicho déficit alcanza los 900 millones. De tal cantidad, 270 se pierden en Andalucía, de los cuales 150 millones deja de ingresar la Junta a través del impuesto compartido con el Estado.

Respecto al número de fumadores, las cifras han bajado menos que las de la venta, debido a que ahora se consume menos unidades por las restricciones que ha impuesto la ley antitabaco desde su entrada en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios