Comarca

Fomento da por terminadas las obras de reposición del firme en la A-381

  • La Junta prevé licitar en la segunda mitad del año la mejora de los túneles por casi 5 millones

Varios vehículos circulan por la A-381 en mayo, durante las obras. Varios vehículos circulan por la A-381 en mayo, durante las obras.

Varios vehículos circulan por la A-381 en mayo, durante las obras. / e. fenoy

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía dio ayer por concluidas las obras de reparación del firme de la autovía A-381 entre Los Barrios y Jerez que se iniciaron a mediados de mayo. El proyecto, valorado en poco más de un millón de euros, ha supuesto el reasfaltado en total de una superficie de 10 kilómetros.

El consejero Felipe López supervisó ayer la conclusión de los trabajos en Los Barrios, adjudicados a la empresa Obras y Servicios Sgasa. "La carretera hay que tenerla en las mejores condiciones posibles. Las obras han concluido y contribuido a mejorar las condiciones de tráfico y seguridad de los que circulan por ella", valoró López.

En el proyecto se han empleado 12.852 toneladas de hormigón asfáltico, fresado 55.150 metros cuadrados de calzada y repuesto el firme con 580 toneladas de betún y emulsiones en riegos. Las tareas han supuesto 36.255 metros de reposición de marcas viales, según los datos difundidos por la Junta de Andalucía en el arranque de las tareas. La ejecución se ha reducido de los seis meses inicialmente previstos a solo dos.

El titular del departamento regional de infraestructuras, del que depende la autovía de la Ruta del Toro, apuntó que durante el segundo semestre de 2018 saldrá a concurso el proyecto para actualizar y adaptar a la normativa los cinco túneles de la autovía.

La A-381 posee cinco falsos túneles que fueron construidos como medidas correctoras del impacto ambiental para permitir el paso superior de fauna silvestre, dado que se encuentran ubicados en el parque natural.

En tres de las cinco galerías la iluminación se genera con grupos electrógenos. El proyecto prevé sustituirlos por alimentación a través de un tendido eléctrico desde los centros de conservación más cercanos. Se instalarán además puntos de iluminación de ledes, más eficientes y de menor consumo. Las obras también contemplan la instalación de elementos como detectores de humo, semáforos, barreras automáticas para cerrar el paso a la galería, pasos para interconectar ambos sentidos y paneles luminosos, entre otras actualizaciones para adaptarlos a la normativa comunitaria. Este futuro proyecto tiene un plazo de ejecución estimado de 14 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios