Comarca

España ve factible un acuerdo sobre Gibraltar antes de marzo de 2019

  • Delegaciones de Madrid y Londres se han reunido cinco veces, con consultas posteriores a la Junta

Comentarios 1

Los gobiernos español y el británico han mantenido, al menos, cinco reuniones sobre la situación en la que quedará Gibraltar después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Cuatro de esos encuentros se dieron con el anterior ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. Según ha podido saber este medio, en los encuentros también han participado representantes gibraltareños, y ahora sí se ve la posibilidad de encontrar un acuerdo entre las partes. La idea que buscan los negociadores es que, por lo que se refiere a las relaciones de Gibraltar como la comarca del Campo, el Brexit se note lo menos posible. Si fuese así, el Peñón mantendría un statu quo respecto a la unión europea.

Ni a España ni al Reino Unido les interesa la fractura, por lo que "con pragmatismo", el acuerdo es muy posible que se alcance antes de marzo del próximo año, la fecha final para la salida británica de la Unión Europea. Es el escenario que dibujó ayer el europarlamentario socialista Ramón Jáuregui sobre el futuro de Gibraltar en conversación con algunos periodistas en Estrasburgo (Francia).

La cuestión de la soberanía, sobre la que no hay acercamientos, se ha dejado al margenEspaña no realizará propuesta alguna hasta que pase el congreso del Partido Conservador

El diputado europeo ha desvelado que los gobiernos de España y el Reino Unido han mantenido, "con discreción", cinco reuniones sobre el futuro del Peñón tras el Brexit, casi todas ellas en la etapa de Dastis al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Jáuregui admite que en esas negociaciones se ha dejado de lado el tema de la soberanía, pero sí que hay varios puntos claves que pueden solucionarse sobre algunos conflictos habituales con la Roca. El problema de las aguas territoriales y las colisiones tanto en materia policial como militar, el espacio aéreo con el aeropuerto gibraltareño, la necesidad de información fiscal y fundamentalmente el futuro de los 13.000 trabajadores españoles que cruzan a diario la Verja.

El parlamentario europeo cree que es factible que Gibraltar mantenga su actual statu quo en la Unión Europea si se alcanza el pacto. Jáuregui Entiende que una decisión contraria supondría una repercusión económica muy importante porque, en este caso, "las fábricas sí tienen ruedas". Así expresó como símil de la posibilidad de que firmas financieras y casas de apuestas abandonen el peñón si Gibraltar saliera de la Unión Europea. El acuerdo entre los dos países en la negociación bilateral que mantienen debe plasmarse antes de marzo de 2019.

Los asuntos que España quiere solventar son el uso conjunto del aeropuerto del Peñón, el aumento de la transparencia fiscal, la regulación de las aguas, que de facto son comunes, y la armonización de algunos impuestos, como los que se aplican al tabaco.

Espa no va a realizar ninguna propuesta concreta al Reino Unido hasta que no pase la conferencia del Partido Conservador, que se celebrará entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre. En esta cita, la primera ministra británica, Theresa May, se enfrenta a una "división catastrófica" si esta persiste en su conocido como 'plan de Chequers' para el Brexit. 80 o más de sus parlamentarios están dispuestos a votar en contra de las propuestas, según alertó el lunes Steve Baker, antiguo secretario de Estado para el Brexit, en declaraciones recogidas por Reuters.

La advertencia se produjo un día después de que el exministro de Exteriores Boris Johnson denunciara que el plan de la primera ministra para el Brexit ha envuelto a la Constitución británica en un "chaleco explosivo", cuyo "detonador" está en manos de la Unión Europea.

"Si salimos de la conferencia con ella esperando sacar adelante Chequers con el respaldo de los votos laboristas, creo que los negociadores de la UE probablemente entenderán que si se hace eso, el partido 'tory' sufrirá una división catastrófica que hasta ahora hemos conseguido evitar", previno Baker.

En lugar de las propuestas de Chequers, que reciben este nombre porque fueron respaldadas por el Gobierno en la reunión mantenida en la residencia de May que lleva este nombre, Baker consideró que la primera ministra debería buscar un acuerdo de libre comercio bajo los términos ya puestos sobre la mesa por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el pasado mes de marzo.

El Gobierno británico "trabaja contrarreloj" para alcanzar un acuerdo del Brexit con la Unión Euorpea, aunque "el tiempo se está acabando", reconoció ayer el ministro de Economía, Philip Hammond.

En una declaración ante el Parlamento, Hammond aseguró que los ministros "trabajarán a toda máquina" en las próximas semanas para conseguir un plan con el bloque europeo sobre los términos de la retirada británica el 29 de marzo de 2019. "Yo, la primera ministra (Theresa May), todos los miembros del Gobierno estamos trabajando para alcanzar un acuerdo que proteja los empleos británicos, las empresas británicas y la prosperidad británica. En eso estamos comprometidos", añadió.

El ministro hizo esta afirmación en medio de la incertidumbre sobre si habrá o no acuerdo del Brexit para este octubre, aunque el negociador comunitario, Michel Barnier, dio a entender ayer que podría haber pacto en seis u ocho semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios