Comarca

Empieza el traslado de los restos al Panteón de los Ilustres

  • Tras Gabriel Baldrich, hoy se cambiará a la nueva ubicación a María Luisa Villar Lima

El Panteón de los Ilustres, en La Línea. El Panteón de los Ilustres, en La Línea.

El Panteón de los Ilustres, en La Línea. / e.s.

Operarios del Ayuntamiento de La Línea comenzaron en la mañana de ayer el traslado de los restos de hijos adoptivos e hijos predilectos al Panteón de los Ilustres del Cementerio Municipal.

El proceso se llevará a cabo por orden cronológico en razón a la fecha de fallecimiento de cada uno de ellos, iniciándose ayer con Gabriel Baldrich Gil, escritor e Hijo Adoptivo de la ciudad, que falleció en 1998.

Paulatinamente se irán realizando nuevos traslados. Hoy le toca el turno a los restos de María Luisa de Villar Lima, fallecida en 1999, con una trayectoria social muy importante a nivel local, y así sucesivamente con Francisco Tornay de Cózar, Archivero Histórico Municipal fallecido en 2009 e Hijo Predilecto del municipio desde julio de 2015; Isabel Moya Franco, artista linense fallecida en septiembre de 2011 tras recibir un año antes el título de Hija Predilecta, y Diego Sánchez Vázquez, Arcipreste e Hijo Adoptivo de la ciudad que falleció en el mes de diciembre de 2011.

Desde la delegación de Cementerio, de la que es responsable el teniente de alcalde Mario Fernández, se decidió la puesta en funcionamiento del Panteón de los Ilustres, edificio cuyas obras finalizaron hace años y que permanecía sin uso alguno, planteándose el traslado de estos restos para proceder posteriormente a su inauguración. Antes de la inauguración se realizarán las reparaciones pertinentes en el emplazamiento, como la reposición del aplacado de mármol actualmente incompleto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios