Comarca

Detenido por apuñalar al dueño del barco que mató a su hijo en mayo en Algeciras

  • El supuesto agresor ya ha protagonizado otros actos de venganza en los últimos meses

La fachada de la Audiencia Provincial de Algeciras. La fachada de la Audiencia Provincial de Algeciras.

La fachada de la Audiencia Provincial de Algeciras. / erasmo fenoy

Comentarios 1

El padre de Manuel Mancilla, el niño fallecido el pasado mes de mayo en Getares tras ser arrollado por una lancha, fue detenido ayer acusado de acuchillar por venganza al propietario de esa embarcación, que no iba a bordo en el momento del suceso.

La Policía Nacional puso al supuesto agresor a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Algeciras, donde permanece a la espera de prestar declaración.

El apuñalamiento se produjo el pasado martes a las 10:50 en la puerta de la sede de Algeciras de la Audiencia Provincial. El dueño del barco que originó el fallecimiento de Manuel Mancilla había acudido a un juicio sobre narcotráfico que no pudo celebrarse por la ausencia de ocho de los doce citados. En la calle lo esperaba el supuesto agresor, que lo acuchilló y escapó. La víctima, de 35 años, fue evacuada por una ambulancia del 061 al hospital Punta de Europa de Algeciras, donde se recupera de la herida y será dado de alta en las próximas horas. El padre del niño fallecido lo culpa de haberle prestado la lancha a las dos personas que navegaban en ella cuando se produjo la colisión. El hombre que la pilotaba en el momento del incidente se encuentra cumpliendo una pena en la cárcel de El Puerto de Santa María.

La investigación la esta desarrollando el grupo primero de la Unidad de Delincuencia Violenta y Especializada (UDEV), perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Algeciras.

A mediados de junio, un juzgado de Algeciras decretó una orden de alejamiento para los padres del niño después de que acudieran acudieran a domicilios tanto de familiares del piloto como del copiloto. Fueron denunciados y llegaron a ser detenidos por la Policía Nacional, que les imputó amenazas y allanamiento de morada. No es el primer incidente de la familia del niño; unas semanas atrás su abuelo fue identificado cuando viajaba en un vehículo con armas blancas. El mismo detenido ya intentó agredir hace semanas a otra persona involucrada en la muerte de su hijo.

La muerte del pequeño Manuel se produjo cuando la embarcación en la que estaba fondeado junto a su padre, cerca de la playa de Getares, fue abordada por una semirrígida cuyo piloto se encuentra desde entonces en prisión provisional, comunicada y sin fianza como presunto autor de un delito de homicidio doloso. Pilotaba la semirrígida de forma temeraria, algo que le fue reprochado por el padre de Manuel. En una de esas maniobras perdió el control de la nave e impactó contra la lancha que ocupaban padre e hijo, arrollando al pequeño. La embarcación había sido recogida del Servicio Marítimo Provincial una hora antes del suceso por su propietario, el hombre apuñalado el martes, previo pago de una sanción, tras haber sido investigada como vehículo de apoyo logístico al narcotráfico, ya que había sido interceptada sin documentación y con garrafas de gasolina.

En su momento, la Policía Nacional estableció un dispositivo especial en previsión de que se se produjeran actos violentos de venganza que entonces no llegaron pero ahora, varios meses después, aún siguen coleando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios