Comarca

Chamizo recuerda su misión pastoral para pregonar la Feria de San Roque

  • El Defensor del Pueblo Andaluz dedica parte de su intervención a hablar de sus días como sacerdote en el municipio · Tania Palmero y María Fernández, coronadas como reina infantil y juvenil

Comentarios 10

San Roque dio anoche la bienvenida a la Feria Real de 2010 con el tradicional acto de coronación de sus reinas y la lectura del pregón, responsabilidad que recayó este año en el Defensor del Pueblo Andaluz, el barreño José Chamizo.

Tania Palmero Benítez y María Fernández López fueron investidas en sus cargos como reina infantil y juvenil, respectivamente, en un colorido y vistoso acto que comenzó pasadas las nueve y media de la noche en la centenaria plaza de toros de la localidad.

Las presentadoras del acto dieron paso a las integrantes de las cortes infantil y juvenil, quienes subieron al escenario decorado con profusión de luces de colores y que recreaba una vista del municipio con efecto de tres dimensiones con la superposición de varias capas. A la subida de cada una de las damas, las presentadoras leyeron un pequeño perfil para darlas a conocer a su pueblo.

Las damas infantiles son Amalia Fernández Alarcón, Maite Lobón Ruiz, Triana Herrera Núñez, Patricia García Molina, Lola Correro Jiménez, Natalia Correro Machado, María del Carmen del Río López, Cinthya Martín Barranco, Daniela Pérez Duarte y Alba Sánchez Rodríguez. También recibieron fuertes aplausos la reina infantil saliente, Gema Núñez Romero, y la reina infantil, Tania Palmero, de 10 años. Todas representan a los distintos colegios del municipio.

La corte juvenil está compuesta por Irene Amigo Ocaña y Laura Fernández Cañete como primera y segunda dama de honor. El resto de la corte juvenil la componen Iniada Ruiz Gavira, Virginia Espinosa Valero, Nazaret Godino Ledesma, Nazaret Villaescusa Corrales, María Piña Andrades, Nerea Moreno Torres, Alba Andrades Godino y Tania Martínez Mendoza. Todas, al igual que la reina, representan a diversas asociaciones y entidades.

Las últimas en subir al escenario fueron la reina juvenil saliente, María del Carmen Mena Ledesma, y ya reina de 2010, María Fernández López.

Completado el escenario con las protagonistas de la noche, fue el turno para José Chamizo tras la actuación del grupo municipal de baile Albarracín.

El sacerdote barreño jalonó su pregón -con la voz un tanto quebrada y bajo la imagen de las jóvenes en el escenario buscando el frescor de sus abanicos- con los tradicionales recuerdos de las ferias de antaño y sus memorias en torno a uno de los primeros destinos como párroco: la Estación de San Roque. "Yo, hace años, aprendí a soñar en San Roque. Conocía desde niño esta ciudad, tan cerca y tan lejos de Los Barrios, donde nací, o de Algeciras, donde empecé a ser cura. San Roque me acogió en una de esas barriadas humildes pero trabajadoras que como una especie de pequeño estado federal reparte entre su término municipal desde Puente Mayorga al Guadiaro", explicó. Previamente, Chamizo definió a la feria como una "liturgia profana" y a la localidad como una ciudad que sólo puede explicarse atendiendo a su historia. "San Roque tiene una vieja y noble banda sonora que ha marcado el ritmo de su largo destierro. Los sanroqueños, frente a la legendaria distancia que todavía dicen que les separa o les une a Gibraltar, supieron levantar aquí puentes de vitalidad en la gracia del fandango de punta y tacón", comentó.

Como es habitual, hubo tiempo para explicar al público cómo las ferias cambian con el tiempo desde las muestras ganaderas hasta los bailes actuales y las risas de los niños.

Chamizo finalizó su pregón mandando un mensaje de ánimo y esperanza a sus vecinos en los tiempos difíciles marcados por la crisis (que marcó también la parte central de su discurso). "Está muy bien que San Roque se enorgullezca de ser la capital del golf o de sus prósperas chimeneas. Pero lo que más importa o lo que más debiera importar a sus pobladores y a sus autoridades competentes es el bienestar de los ciudadanos. No sé si en el fondo, a partir de hoy, los sanroqueños serán felices. Pero les apuesto lo que quieran a que lo parecerán. Y eso no tiene precio en los tiempos que corren", dijo para cerrar con un gran aplauso su intervención.

Al finalizar el pregón, la concejal de Fiestas, Marina García, entregó un recuerdo conmemorativo al pregonero y dio paso a dos actuaciones del grupo municipal de baile Albarracín.

Tras el fandango, llegó el momento más esperado por todos: el de la colocación de las tiaras en las reinas infantil y juvenil. Marina García impuso la corona a la reina infantil. La pequeña, animada por la presentadora, se dirigió a los presentes para desearles feliz feria sin poder evitar la emoción. Un gesto que le valió un fuerte aplauso.

El alcalde, Fernando Palma, fue el encargado de investir en su cargo a la reina juvenil. Miembros de todos los grupos políticos de la Corporación cumplieron con la labor de imponer las bandas a las numerosas integrantes de ambas cortes.

A continuación, una suelta de cientos de papelillos y serpentinas marcó el momento del brindis, en el que participaron todas las damas y reinas, el alcalde, la teniente de alcalde delegada de Fiestas y Juventud y el pregonero.

Para cerrar el acto, actuaron los coros Ciudad de San Roque y Como Nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios