Comarca

Caen varias redes dedicadas al robo de coches en España y su reventa en 17 países

  • Una de las tramas llevaba a Marruecos, vía Algeciras y Tarifa, un modelo concreto de todoterreno

Dos agentes de la Guardia Civil inspeccionan uno de los coches recuperados. Dos agentes de la Guardia Civil inspeccionan uno de los coches recuperados.

Dos agentes de la Guardia Civil inspeccionan uno de los coches recuperados. / e. s.

La Guardia Civil, junto con las policías alemana, polaca, austríaca y marroquí, coordinadas por Europol, ha detenido a 24 miembros de varios grupos criminales dedicados al robo de vehículos y ha recuperado 342 coches sustraídos en España y matriculados ilegalmente en 17 países como resultado de una laboriosa investigación que comenzó en 2016 el Grupo de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Unidad Central Operativa (UCO).

Los agentes realizaron un exhaustivo análisis de los cerca de 70.000 vehículos robados que figuraban en España y comprobaron que un gran parte de ellos había sido matriculados en varios países de la Unión Europea y en Marruecos. Gracias a la coordinación de Europol, la Guardia Civil contó con la colaboración de las policías de algunos de los países destinatarios de los vehículos sustraídos para poner en marcha una operación internacional contra las organizaciones que estaban detrás de esos robos.

Así, se constató que Marruecos era el país con más coches matriculados en su territorio y robados en España, con 121, enviados a través de los puertos de Algeciras y Tarifa. En Alemania han sido hallados 60 coches y otros 50 en Francia, hasta un total de 17 países por parte de varias tramas.

Con la Gendarmería Real de Marruecos la UCO trabajó conjuntamente para detener a los miembros de una organización hispano-marroquí que robaba un modelo concreto de todo terreno en España.

Tras falsificar su documentación, era trasladado por carretera hasta los puertos de Algeciras o Tarifa para transportarlos en barco hasta el continente africano. Ha quedado acreditado por los investigadores que más de la mitad de los robos producidos en toda España de ese modelo concreto estaban rematriculados en Marruecos.

Una vez en este país, la organización los llevaba a distintas provincias donde contaban con la connivencia de varios funcionarios para inscribirlos con documentación falsa como Permisos de Circulación, Tarjetas de Inspección Técnica y contratos de compraventa.

Otra de las organizaciones desarticuladas estaba asentada en Fráncfort, desde donde varios de su miembros viajaban a España haciéndose pasar por turistas. En España, alquilaban vehículos de alta gama. Una vez arrendados, la red disponía de un vehículo de varios miles de euros con documentación y llaves originales y solo les quedaba transportarlo por carretera hasta Alemania, donde falsificaban contratos de compraventa y lo rematriculaban en alguna oficina de Tráfico germana. Todo el proceso se llevaba a cabo durante la duración del contrato de alquiler para aprovechar que el vehículo estaba "limpio" y no figuraba como robado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios