Comarca

Bouza ve difícil que prospere el ERE de Los Barrios si no hay consenso

  • El delegado de Empleo conmina al alcalde a buscar alternativas a los 178 despidos dentro del periodo de consultas · De lo contrario, dice que la administración suele rechazarlos por no agotarse todas las vías

Comentarios 15

El delegado provincial de Empleo de la Junta de Andalucía, Juan Bouza, considera difícil que la Dirección General de Trabajo apruebe el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tramitado por el Ayuntamiento de Los Barrios si no media un acuerdo previo con los representantes de los trabajadores para minorar la petición inicial de 178 despidos.

La delegación provincial que encabeza no es la competente para resolverlo por tratarse de una administración pública -aclaró Bouza tras mantener sendos encuentros con la UGT y el grupo municipal socialista- pero justificó su valoración en contar con una opinión formada sobre este tipo de casos dada su experiencia como titular de Empleo en la provincia.

El ERE se resolverá en Sevilla en el plazo de quince días tras la conclusión del periodo de consultas (actualmente en curso) en el que la patronal (en este caso el Consistorio) y los sindicatos están llamados negociar mejoras a la petición inicial. Éstas deben incluirse en un documento de avenencia que, generalmente, supone la llave para la aprobación. En caso contrario, de ruptura entre las posturas (actualmente muy separadas), Bouza relató que la Junta suele optar por el rechazo al considerar que no se han agotado todas las alternativas posibles. "La Junta no es proclive a aprobar expedientes que vengan sin acuerdos con los trabajadores", apuntó.

La próxima reunión, precisamente, está fijada para esta tarde a las siete por lo que Bouza aprovechó para conminar al alcalde, Jorge Romero, a agotar todas las opciones alternativas antes que los despidos por ser éstos "la última bala" que debe emplearse frente a opciones como bajas incentivadas, expedientes temporales o reducciones de jornada. "Creo que los ayuntamientos tienen instrumentos más que suficientes para intentar que la situación, por mor de la crisis, no tenga que pasar por un ERE que sería el sacrificio, mandar al matadero, a 178 personas y sus familias", sostuvo.

El delegado precisó que el periodo de consultas supone la obligación de ambas partes de sentarse de buena fe a negociar. "Puede haber 30 reuniones. Pero lo que hace falta es voluntad política. Que se haga lo que la ley dice, minorar o minimizar el ERE. No se trata de cubrir el expediente. Que los trabajadores pongan de su parte, así como el alcalde. Ser alcalde conlleva ir con una mochila que no supone gobernar con la testosterona por delante ni hacer limpiezas étnicas justificadas en la crisis por mucho odio que se pueda tener, sino gestionar", incidió el delegado.

Así mismo, Bouza pidió al resto de grupos políticos de la oposición (PP y PIBA) que muestren el lunes su rechazo al ERE en el transcurso del pleno donde se debatirán los presupuestos municipales. "Cuento con el PSOE, pero necesitamos al resto. Conozco de sobras el mercado de trabajo y es momento de arrimar el hombro, no de despedir. De dialogar y buscar un acuerdo como en cualquier conflicto colectivo porque de ser una cuestión económica se puede pasar a una cuestión social. Muestro por ello mi preocupación", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios