Comarca

Los Barrios pide ayuda para reducir el número de migrantes del pabellón

  • Las instalaciones barreñas albergaban ayer a 600 personas por tercer día consecutivo

  • En San Roque había otras 245

  • Los barcos de Salvamento comienzan a ser desalojados

Los Barrios pide ayuda para reducir el número de migrantes del pabellón Los Barrios pide ayuda para reducir el número de migrantes del pabellón

Los Barrios pide ayuda para reducir el número de migrantes del pabellón

Tras un fin de semana de colapso e improvisación para buscar albergue, comida y ropa a las 1.300 personas llegadas desde el viernes, ayer se iba consolidando la red de acogida dispuesta sobre la marcha y reubicando a los migrantes de la mano de una jornada relativamente tranquila en el Estrecho, con 26 personas rescatadas. Muy lejos de los datos de los últimos días, que han dejado a cientos de personas que todavía se están tratando de atender en los distintos espacios habilitados en el Campo de Gibraltar.

Entre los polideportivos de Los Barrios, San Roque y Algeciras todavía había 1.100 personas que necesitaban ser asistidas en la comarca. La apertura del centro de Chiclana de la Frontera, gestionado por Cruz Roja, no había supuesto una reducción en ese número, aunque sí había servido para comenzar a desalojar las cubiertas de los barcos de Salvamento Marítimo, donde en los últimos días han estado durmiendo y esperando al raso personas para las que no había alojamiento en otro sitio. El María Zambrano, amarrado hace una semana y convertido en una suerte de centro de recepción provisional, esperaba quedar al fin vacío tras siete días en los que la tripulación ha estado atendiendo a los migrantes que llegaban.

En el caso de Los Barrios, las 600 personas alojadas esperando a pasar a los trámites de identificación policial empiezan a superar la capacidad de gestión del Ayuntamiento, denunciaba su alcalde accidental, Miguel Alconchel. El polideportivo de Los Cortijillos está manteniendo esa ocupación de 600 personas desde el pasado sábado, cuando el Consistorio barreño lo ofreció para alojar a las cientos de personas que habían sido trasladadas a una nave de Zona Franca para evitar que durmieran al raso en los puertos y los barcos de Salvamento Marítimo. El ayuntamiento barreño está asumiendo todo el gasto de esta asistencia, junto con la colaboración ciudadana y la Parroquia de San Isidro, "la única asistencia de la administración del Gobierno del Estado es la presencia de la Guardia Civil para garantizar la seguridad", señala. Por ello pide que se rebaje el número de personas alojadas, algunas de las cuales llevan ya varios días de espera desde que llegaron a España en patera, retraso que sumado al calor está generando algunos momentos de tensión.

La ayuda ciudadana coordinada por Cáritas está siendo fundamental. El vecindario ha respondido y ha llevado hasta allí una gran cantidad de ropa y alimentos. Ayer, un grupo de voluntarios se encargaba de hacer recuento y difundía las necesidades actuales: se demandan productos de aseo (gel de baño, champú, pasta de dientes, desodorantes y toallas), pantalones de chandal y camisetas de manga corta para hombre, pantalones de mujer y calzoncillos.

En el polideportivo de San Roque, 249 personas esperaban a conocer su destino tras haber pasado por la comisaría provisional instalada en el pabellón Andrés Mateo de Algeciras. El ciclo de acogida pasa por la primera atención en puerto, el polideportivo del Saladillo (con capacidad para 300 personas) y después la derivación a centros de acogida. Ante la saturación de estos, San Roque ha cedido el polideportivo a petición de la Subdelegación del Gobierno para poder ir desalojando el pabellón algecireño y dar paso a más migrantes. Es una especie de centro de transición hasta que encuentren un lugar de acogida, explicaba el alcalde sanroqueño, Juan Carlos Ruiz Boix.

En el polideportivo se han establecido dos zonas separadas: una para los hombres y otra para las mujeres y niños. Una parte de los varones, además, prefirió pasar las horas en la plaza exterior situada a la derecha de la puerta de acceso a las instalaciones deportivas. El Ayuntamiento ha asumido, a través de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, todo lo relativo a su atención, aportando además del alojamiento, alimentos, agua y productos de higiene y primera necesidad, como ocurre en Los Barrios. También colaboran la Policía Local y la Guardia Civil, que además se encargan de las tareas de vigilancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios