Comarca

Algeciras se abre al siglo XIX

  • El pregón del profesor rondeño Faustino Peralta inaugura la quinta edición de la Fiesta de las Culturas del Estrecho

  • El Pasacalles y el Homenaje a Tánger y Jimena, hoy

La quinta edición de Algeciras Entremares es ya una realidad. La inauguración del Mercado de Época Romántica y el pregón del profesor de Lengua y Literatura Faustino Peralta abrieron ayer los actos centrales de una festividad que se prolongará hasta el próximo domingo. Sus epicentos son el Parque María Cristina y las Murallas Meriníes.

Peralta subió al escenario ubicado en la nave central del Parque con el orgullo de su nombramiento como anunciador de la celebración. Confesó su cariño hacia Algeciras en la obra compuesta para apeturar estas Fiestas de las Culturas del Estrecho.

"Una piedra/ Un Monumento/ Un bello rincón/ Todo esto no es nada sin la gente que lo habita/ Me gusta Algeciras con los algecireños dentro", expresó Peralta.

El docente e investigador continuó su texto con una exposición de la historia de los municipios de la comarca durante aquellos años del siglo XIX. "Mi pregón está dedicado a la gente sencilla/ A los algecireños que día a día salen adelante con honestidad y felicidad/ Aquellos que tienden puentes", reveló.

El espectáculo Algeciras, son del mar puso el broche de oro a la primera jornada. La obra artística y lírica dirigida por el guitarrista algecireño Salvador Andrades decoró de acordes vestigios de otro siglo. Andrades se reunió de una pléyade de artistas de la ciudad que fusionaron un abanico vasto de palos del flamenco con el folklore del pueblo y el carnaval.

Miles de algecireños pasaron desde el mediodía por las decenas de puestos que se ubican en el pasillo central del María Cristina. Remedios naturales para ciertas afecciones, jabones hecho a mano y gastronomía de una orilla y otra del Estrecho son algunos de los reclamos que forman la carta de presentación de estas pequeñas tiendas artesanales.

Colectivos algecireños como la Asociación de Belenistas Oro, Incieso y Mirra, la hermandad de la Virgen de la Palma o la Asociación de Caballeros Legionarios han instalado un puesto en el mercado romántico.

Los papeles de embajadores de la comida típica a este lado del mundo lo ejercen el queso y el embutido. Lorenzo Rodríguez regenta el puesto 4, donde expone cañas de lomo y chorizos de Guijuelo y quesos payoyos de Villaluenga del Rosario, en Cádiz. El goteo de clientes es incesante a lo largo del día, habida cuenta de que Rodríguez mantiene continuamente un plato para la degustación de sus productos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios