EnciclopediadelaLÍNEA

Alcaldes en la primera mitad del siglo XX (VI)

  • TOMO iXEl noveno volumen de la Enciclopedia de La Línea desgrana los altos cargos vinculados a la ciudad entre 1870 hasta 2013

Una procesión de la Inmaculada Concepción, patrona de La Línea durante el mandato de Enrique Pérez. Una procesión de la Inmaculada Concepción, patrona de La Línea durante el mandato de Enrique Pérez.

Una procesión de la Inmaculada Concepción, patrona de La Línea durante el mandato de Enrique Pérez. / .

En La Línea de la Concepción, desde 1870, en que esta barriada se segrega de la ciudad de San Roque, hasta 2013, se han sucedido un total de 75 alcaldes, que han sido 74 hombres y una alcaldesa, María Gemma Araujo Morales. Algunos de estos alcaldes han repetido en el cargo, por lo que en realidad no ha sido este el número de personas que han regido el municipio linense, sino algo menor.

ENRIQUE PÉREZ CASTELLVÍ (29/11/1924 - 7/3/1925)

Vacante la Alcaldía por renuncia al cargo de Francisco Cascales, admitida tras prolongada deliberación en sesión extraordinaria del 27 de noviembre de 1924, es elegido por mayoría de votos, en sesión del día 29, Pérez Castellví, primer Teniente de Alcalde, habiendo de verificarse segunda votación, por no obtener aquél, en la primera, la mayoría absoluta que determinaba el Estatuto Municipal. Cesa el día 7 de marzo de 1925. Su mandato había durado tres meses y siete días.

La Corporación municipal quedó constituida por: Enrique Pérez Castellví, Enrique Carrillo Lorguera, José Agüero Baro, José Trujillo Valdivia, Pedro García Fernández, Carlos Bonelo Gazzolo, Rafael Valdivia Aguayo, José María Cruz del Barco, José María Bonelo Urquiza, Miguel Téllez, Ruperto Toledano Díaz, José Victorio Arias, José Calvente Cabello, Francisco Bravo Jiménez, Andrés Mérida Rando, Benito Angiano Escolar, José Macías Gil, Vicente García Alonso, José García Sáenz-Diente e Ildefonso Gutiérrez Dueñas.

Durante el mandato de Pérez Castellví ocurren en La Línea los siguientes acontecimientos:

28 de enero de 1925.- Fue confirmado el Patronazgo de la Inmaculada Concepción. En septiembre del año anterior, habían comenzado las gestiones con el obispado y con el Vaticano. Por fin, se entendió lógico que La Línea tuviera a la Inmaculada como Patrona, en vista del fervor prestado desde siempre por esta ciudad.

JOSÉ GARCÍA SÁENZ-DIENTE (7/3/1925 - 15/10/1925)

Celebrada sesión extraordinaria del Pleno de la Corporación, el 7 de marzo de 1925, a fin de proceder a la constitución del nuevo Ayuntamiento por cese de los concejales y vacantes existentes a proveer, se aplica el artículo 118 del Estatuto Municipal, por indicación del delegado gubernativo, y considerando el alcalde titular, Pérez Castellví, no ser ello procedente y que significaba su destitución, presenta y le es admitida su dimisión de concejal, y sometida a votación la designación de Alcalde-Presidente, recae, por mayoría absoluta de los sufragios emitidos, en el García Sáenz-Diente. El día 15 de octubre del mismo año, presenta su dimisión por razones de salud, por lo que su mandato había durado siete meses y ocho días.

La Corporación estuvo constituida por: José García Sáenz-Diente, Ildefonso Gutiérrez Dueñas, Francisco Bravo Jiménez, José Santiago Tirado, Andrés Viñas García, José María Bonelo Urquiza, Miguel Montañés Rosado, José Agüero Baro, Manuel Lozano Uceda, José Calvente Cabello, Benito Angiano Escolar, José Macías Gil, Rafael Valdivia Aguayo, Vicente García Alonso, Vicente Jiménez Barea, José Victorio Arias, Julio Rodríguez García, Joaquín Lima Lora, Salvador Mossé Moreno, Manuel Ordóñez Anillo, Rogelio Albalat Márquez, Luis Pérez, Ruperto Toledano Díaz, Jerónimo Jurado González, José María Cruz del Barco, Manuel Saavedra Ríos, Alberto Vázquez Cano y José Moyano

Al fallecimiento de José García Sáenz-Diente, el periódico local Nuestra Línea insertaba la siguiente nota necrológica:

"Víctima de cruel enfermedad, que por espacio de algunos meses venía quebrantando su naturaleza robusta, ha dejado de existir en la mañana del día 9, el que en vida fue ilustre Doctor en Medicina y Cirugía, D. José García Sáenz-Diente. Profundo pesar nos produce la sensible pérdida que experimenta la familia del finado, a cuyo duelo se une La Línea entera. Por las dotes de caballerosidad y filantropía tan peculiares en el Sr. Sáenz-Diente, se había hecho acreedor al respeto y aprecio general, bien patentizados durante la dolencia que ha puesto fin a la vida del querido amigo, puesto que todas las clases sociales se interesaron constantemente por el enfermo, deseando su completo restablecimiento.

Como profesional, desde su llegada a La Línea, bien pronto se distinguió por su acierto en cuantos casos intervenía, haciendo que su consulta fuese una de las más concurridas en la localidad.

Entre las clases humildes, era tan querido y respetado, por su simpatía, bondades y altruismo en el ejercicio de su profesión, que no pocas familias han vertido lágrimas de dolor, al conocer la triste nueva del fallecimiento del Dr. Sáenz-Diente.

Por meritísimos servicios prestados en la Clínica de Urgencia de la Cruz Roja de esta ciudad, fue justicieramente agraciado por el Consejo Supremo de esta entidad, con una preciada condecoración, en reconocimiento a su interesada labor.

Simpatizó de tal suerte con la actuación y el ideario político del Directorio Militar, que desde su exaltación al Poder, el Dr. García Sáenz-Diente se mostró fervoroso partidario del cambio gubernamental, haciendo tenaz propaganda a favor de la Unión Patriótica y consiguiendo atraer a este partido, cuanto de relieve y valía existe en La Línea. Justa compensación a sus afanes y patriotismo fue el nombramiento a su favor de la Presidencia de dicho organismo, cargo que supo desempeñar con la mayor lealtad y acierto.

Más tarde, fue elegido Alcalde-Presidente de esta Corporación Municipal, por voto unánime de su Pleno. A su paso por la Alcaldía, dio nuevas pruebas de su ilustración y competencia para dicho cargo, haciéndose acreedor a la general estimación como Autoridad que veló en todo momento por el prestigio y bienestar de sus administrados.

Con motivo de su exaltación a la Alcaldía, fue agasajado por el Colegio Médico local y la Unión Patriótica con un banquete, en cuyo homenaje, los Médicos, sus compañeros, le hicieron entrega de un valioso bastón de mando, en prueba de cariño y afectuosa camaradería.

Poco tiempo pudo desempeñar el cargo que se le confiriera, pues el exceso de trabajo le ocasionó serio quebranto en su salud, que le obligó, primero a obtener una licencia y más tarde a presentar la renuncia a la Alcaldía, fundándola en motivos de salud.

De su talento nada vulgar, ofreció elocuente prueba en la conferencia que organizada por la Asociación Obrera dio en el Palacio Municipal, relativo a La Línea, que mereció unánimes elogios y constituye una perfecta y acabada página de la historia pasada y actual de La Línea.

Muy sucintamente hemos querido exponer los rasgos más salientes de la vida, durante se residencia en ésta, del que ya goza de la paz del señor.

A las 10 y media de la mañana del día 10, se verificó la conducción del cadáver al Cementerio católico de San José. Presidieron el duelo, el Sr. Alcalde, don José María Bonelo, el Delegado Gubernativo, don Federico Pintó, Sr. Cura Párroco, el Decano del cuerpo médico local, Juez Municipal y el Presidente del Casino Aurora. En la numerosísima comitiva, figuraba el Excmo. Ayuntamiento en pleno, médicos de la localidad, comisiones de la Unión Patriótica y Somatén e infinidad de personas de todas las clases sociales, que rendían este último tributo hacia el que fue cumplido caballero y excelente amigo. El Ayuntamiento, Unión Patriótica, Cuerpo Medico y Círculo Aurora enviaron valiosas coronas, cuyas cintas ostentaban sentidas dedicatorias.

El Presidente provincial de la Unión Patriótica se apresuró a designar a don Luis López Ramírez para que en su nombre hiciera presente a la familia del finado la expresión de su hondo pesar por el funesto desenlace, misión que al ser cumplimentada fue muy agradecida por la Sra. viuda e hijos del Sr. Sáenz-Diente, a quienes por nuestra parte, reiteramos la expresión de nuestra condolencia por la pérdida sufrida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios