Festival de Sevilla Un ángel para el cine europeo

  • El artista Julepe se inspira en 'El cielo sobre Berlín' para el cartel de la próxima edición del Festival de Sevilla, que se celebrará "presencialmente" del 6 al 14 de noviembre

Un momento de la presentación del cartel de Julepe. Un momento de la presentación del cartel de Julepe.

Un momento de la presentación del cartel de Julepe. / Antonio Pizarro

Julio Serrano, Julepe, se inspira en una de las películas emblemáticas de la cinematografía europea, El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders (1987), para el cartel del próximo Festival de Sevilla, que se celebra del 6 al 14 de noviembre. El artista, que ya firmó la imagen del Nocturama del pasado año, dibuja en su nuevo trabajo la figura de un ángel para invocar la protección necesaria en los tiempos del coronavirus. "Esto que está pasando nos ha marcado a todos", admitía este martes el artista en el Espacio Santa Clara, donde se presentó el diseño. "Sin mucha historia religiosa, los ángeles de Wenders nos inspiraban y nos daban consuelo, y he querido acordarme de eso", dice sobre una obra que concibe también como un homenaje al desaparecido actor Bruno Ganz, "que interpretó en esta cinta a un ángel y en otra [El hundimiento] a Hitler, con lo que representó a lo mejor y a lo peor de Europa".

El Festival de Sevilla aprovechó la presentación del cartel para confirmar que se celebrará "de forma presencial", subrayó el delegado de Cultura del Ayuntamiento, Antonio Muñoz. "La mejor noticia es que a pesar de las dificultades, y con todos los requisitos sanitarios, habrá festival de cine. Igual que con la Bienal decidimos que no hubiera un apagón cultural, ahora seguimos la estela de otros certámenes como Málaga o Venecia, y lo haremos con reducción de aforo y todas las garantías. En el debate entre que hubiese o no festival elegimos la primera opción", comenta el delegado, para quien "la cultura está dando ejemplo de seguridad en los actos que organiza. Es un espejo en el que pueden mirarse otros sectores", sostiene. Muñoz anticipó que el aforo que tendrán las sesiones estará entre "el 50 y el 65%, pero si las condiciones lo permiten, si es posible una mayor relajación en noviembre estas cifras podrán mejorar".

Para los responsables de la cita, la determinación de seguir adelante resulta "coherente" con la "apuesta por el cine en las salas" del festival y "su vocación de servicio a cineastas y espectadores. La decisión permite además mantener un centenar de empleos directos y multiplicar el impacto económico proyectado en otros sectores clave de la ciudad", señalan desde la iniciativa. El director José Luis Cienfuegos resaltó ante los periodistas la importancia que el paso por los festivales tiene para la distribución cinematográfica. "En los últimos cinco años, hemos contribuido con 750.000 euros en premios para promover el estreno en las salas. Los distribuidores nos han insistido en estos meses que los directores querían venir a presentar sus películas, siempre con la coletilla de a ver cómo está la situación para entonces. Esa condición de punto de encuentro no la debemos perder", manifestó.

En la Sección Oficial se verán los últimos trabajos de Abel Ferrara o Christian Petzold

Cienfuegos, que desveló que este año habrá tres incorporaciones al palmarés, los premios a la mejor dirección de película española y a la mejor dirección de primer o segundo largometraje europeo y a la mejor película de la sección Panorama Andaluz, que estará dotado con 5.000 euros, detalló la comunicación constante que desde Sevilla han mantenido con otras citas como las de Málaga y Huelva, con las que ha formado la plataforma Profestivales21, o con el ICAA y el Ministerio de Cultura. "La información sobre cómo debemos actuar ha circulado de una forma tremenda. Todos nos estamos apoyando", afirma. "Y el equipo del festival está trabajando intensamente para que todos los protocolos sanitarios que se exigen sean una realidad".

Entre los títulos que el Festival de Sevilla ha anunciado, pasará por la Sección Oficial Siberia, la nueva creación del controvertido y brillante Abel Ferrara, que sedujo al público sevillano el pasado 2019 con Tommaso. Ferrara recluta de nuevo a Willem Dafoe, "a cuyo personaje aísla en el corazón de una tundra helada, para hacer de Siberia un catártico viaje marcado por sueños y recuerdos", informan en la nota facilitada por el certamen.

Una imagen de 'Ondina', de Christian Petzold. Una imagen de 'Ondina', de Christian Petzold.

Una imagen de 'Ondina', de Christian Petzold. / Marco Krüger / Schromm Film

El alemán Christian Petzold, autor de la celebrada Barbara, traslada la mitología germánica al Berlín contemporáneo en Ondina, una "intensa y dolorosa historia romántica con pátina fantástica" que viene avalada por el Premio Fipresci y el Oso de Plata a la mejor actriz, Paula Beer, conseguidos en la última Berlinale.

Bendecidas por la etiqueta de Cannes, que distinguió con este marchamo especial a los títulos que iba a programar en una edición que no pudo celebrarse, llegarán a Sevilla asimismo la coproducción entre Polonia y Suecia Sweat, del director Magnus von Horn, en la que se aborda la fascinación que generan los influencers de la vida sana y muestra el lado más vulnerable de una gurú del fitness, y Gagarine, primer largometraje de la pareja formada por Fanny Liatard y Jérémy Trouilh.

Además de la ya anunciada El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, el cine español estará representado con otras cintas como P’atrás, ni pá tomar impulso, retrato que la bonaerense Lupe Pérez García firma de la bailaora instalada en Buenos Aires Carmen Mesa, o la prometedora Dear Werner, en la que Pablo Maqueda emprende el mismo recorrido a pie de Munich a París, que siguió en el invierno de 1974 el gran Werner Herzog, y que relató en el libro Del caminar sobre el hielo.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios