Cine

'Los hijos de San Luis' y el regreso de los bandoleros

  • Rodada en localizaciones de Sevilla, Cádiz y Málaga, esta película de producción netamente andaluza llega el 21 de febrero a las carteleras españolas

Parte del elenco de 'Los hijos de San Luis' junto a los directores de la cinta, Álex Lopez y Antonio Jesús Rojas. Parte del elenco de 'Los hijos de San Luis' junto a los directores de la cinta, Álex Lopez y Antonio Jesús Rojas.

Parte del elenco de 'Los hijos de San Luis' junto a los directores de la cinta, Álex Lopez y Antonio Jesús Rojas. / P. Merello (Efe)

El bosque inglés de Sherwood tiene a Robin Hood. El mar Caribe a piratas y corsarios. Y la serranía andaluza a los bandoleros, a los que los escritores viajeros ingleses y franceses rodearon de romanticismo pero que no eran más que la "punta del iceberg de la injusticia social" y "auténticos delincuentes" no siempre tan seductores y elegantes como se les ha retratado pero personajes históricos de una época de Andalucía.

Más de 40 años después de que Curro Jiménez los pusiera de moda en la mítica serie televisiva, y salvo algunas incursiones esporádicas en películas como Carmen de Vicente Aranda o la biografía del último bandolero andaluz, Pasos largos, un grupo de entusiastas novatos en esto del cine ha elegido el bandolerismo, la imagen de una Virgen por la que un pueblo está dispuesto a morir y un ejército ladrón ante los impagos del rey para su primera película 100% andaluza, Los Hijos de San Luis, a medio camino, según uno de sus guionistas, el estepeño Manu Fernández, entre Piratas del Caribe y El Código da Vinci, ya que la historia empieza en 1832 y termina en 2019.

Rodada durante julio y agosto, tanto Fernández como Alex López –codirector junto a Antonio Jesús Rojas– destacan que, además de contar un momento de la historia de Andalucía, su película tiene una segunda intención que ha condicionado la forma de hacerla: mostrar el rico patrimonio andaluz desconocido en forma de conventos, cortijos, iglesias y hasta una cripta bajo la Colegiata de Osuna que ha permanecido "tres siglos cerrada" y que obligó al equipo técnico a trabajar con mascarillas y a los actores a alternar las secuencias con salidas al exterior para respirar aire limpio.

Estepa, Osuna, Herrera, Corcoya, Gilena y Casariche –en la Sierra Sur de Sevilla–; Alameda y Antequera, en Málaga; y la sierra gaditana de Grazalema son las localidades en las que han rodado, escribiendo el guión "al revés", primero viendo las localizaciones y luego adaptando las escenas a ellas sin retoque digital y pensando en que surja una "ruta turística" de la película. De hecho, se presentó en Fitur en el pabellón de Turismo de Sevilla, ya que tanto la Diputación provincial como varios ayuntamientos colaboran sufragando gastos del rodaje. Además, el preestreno el jueves 20 de febrero será en el Coso de las Canteras de Osuna, un día antes de que la película llegue a 50 salas españolas.

La película recoge la leyenda de Estepa según la cual la verdadera Virgen del Rocío es su Virgen de los Remedios

La cinta transcurre en dos tiempos que, según explica López, se diferencian tanto visualmente como musicalmente. Así, las escenas de 1832 tienen una fotografía "en sepia, ocres, más saturada", mientras que para el presente utilizan "tonos fríos, más apagados". La banda sonora original, firmada por el compositor francés afincado en Andalucía Grégoire Lourme, también sirve para diferenciar los dos momentos de la historia. Aunque los flashbacks se producen durante toda la película, es en los últimos 15 minutos cuando hay un cambio continuo del pasado al presente que, según sus artífices, es pura acción y aventuras.

"Yo, que lo he escrito, lo he rodado, lo he visto 120 veces y sé lo que pasa, me pongo nervioso", reconoce Manu Fernández, para quien Los hijos de San Luis es su primer largometraje de ficción tras dedicarse más al teatro y su incursión en el documental con Inri. No obstante, pese a ese anterior trabajo sobre Semana Santa, tanto él como el director insisten en que no es una película sobre religión ni los rocieros y creyentes en general deben temer ningún ataque a su fe. El intento de robo por el Ejército de Los Cien Mil Hijos de San Luis y ocultación por el pueblo de la Virgen de los Remedios, conocida en Estepa como la Virgen de los Bandoleros y sobre la que pesa la leyenda de que es la auténtica Virgen del Rocío, es sólo el "motor que dispara la historia".

El codirector Álex López junto al actor Pepe Garrido, que encarna al 'malo' de la película. El codirector Álex López junto al actor Pepe Garrido, que encarna al 'malo' de la película.

El codirector Álex López junto al actor Pepe Garrido, que encarna al 'malo' de la película. / Juan Carlos Vázquez

Es la protección de esa imagen la que une "al pueblo y a los bandoleros" en tiempos difíciles en los que la fe era la única seguridad de los pobres. Es, además un episodio de la historia andaluza, como el robo de los cuadros de Murillo por los franceses, con el trasfondo de una "potente leyenda" local que permitía mezclar el cine de acción con mostrar en la gran pantalla un patrimonio desconocido al que, 187 años después, vuelven los protagonistas de la historia presente para seguir el rastro de lo ocurrido con la Virgen por las mismas iglesias y conventos, saltando del género de aventuras al thriller cuando un historiador de arte que conoce su escondite es asesinado. El actor Pepe Garrido es el "malo" en esa parte y apenas le hace falta diálogo para tener al espectador en vilo preguntándose qué pinta en la historia.

Garrido forma parte de un elenco igualmente 100% andaluz que en su mayoría se estrena en el cine integrado por Antonio della Casa, Ana Jiménez, Olga Navalón, Jose María Onrubia, José González, Sergio Martín, Ignacio de la Puerta, Juan Carlos Quintana y el conocido periodista Antonio García Barbeito. El equipo se muestra orgulloso de demostrar que desde Andalucía se puede hacer "algo grande con pocos medios" a poco que el talento y los profesionales que hay se unan, ya que reconocen haber contado con muchas manos, como la colaboración de asociaciones recreacionistas de la zona para hacer de extras y prestarles el vestuario y el atrezzo.

Era su "reto", ya que inicialmente su idea era hacer una serie sobre el bandolerismo. Al carecer de medios para asumirla, decidieron que el "primer episodio" fuera una película con la que "sembrar" para que grandes productoras se fijen en ellos y financien futuros proyectos. "Hay que apoyar producciones pequeñitas que se están perdiendo entre tanto blockbuster y remake", defienden.

Un apoyo que piden también al público. Por ello, Los hijos de San Luis lanzan una invitación para celebrar el 28-F, Día de Andalucía, llenando las salas viendo cine andaluz. Así, organizarán pases especiales a precios reducidos y ambientados por bandoleros. Mientras, buscando eco de Despeñaperros para arriba, el equipo viajará a Madrid el 22 para un pase en el Palacio de la Prensa, al que asistirán varios galardonados en los Goya y cuya recaudación se destinará a la ONG Candelita que trabaja con colectivos en riesgo de exclusión social, "como lo eran los bandoleros que huían del absolutismo a la sierra dejando a sus familias atrás y robando para subsistir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios