Crítica 'Feliz año, abuela'

Negro matriarcado euskaldún

Feliz año, abuela.Comedia negra, España, 2011, 112 min. Dirección y guión: Telmo Esnal. Fotografía: Javier Aguirre. Música: Javi Paz. Intérpretes: Montserrat Carulla, Joxean Bengoetxea, Nagore Aramburu, Pedro Otaegi, Kontxu Odriozola.

Seguimos con problemas de tono. Feliz año, abuela, producción vasca rodada en euskera y sorprendentemente distribuida en toda España tras su paso por San Sebastián, juega a ser una comedia negra-negrísima pero está rodada como si de un melodrama se tratara. La cosa va de una tradicional familia vasca que tiene que apechugar con la clásica abuela quejosa que le hace la vida imposible. La solución pasa por mandarla al asilo, pero el chantaje emocional y las prácticas diabólicas de la anciana (una Montserrat Carulla de gesto retorcido y recurrente grito de auxilio en la boca) lo empujan todo hacia las simas del absurdo más siniestro.

Casi a última hora podemos entrever una lectura metafórica de tanto exceso en clave de matriarcado omnipotente, algo que tal vez se entenderá mejor en el País Vasco que en el resto del país. El problema, decíamos, no es tanto entender de qué va la película como leerla correctamente, objetivo para el que Esnal no consigue una caligrafía clara, unos tempi precisos y unas formas que distorsionen el trasunto realista de su historia para ir un poco más allá de la superficie.

Por otro lado, Feliz año, abuela hubiera dado tal vez más de sí como cortometraje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios