Campo de Gibraltar

La Asociación de Vigilancia Aduanera muestra su apoyo a los funcionarios implicados en el accidente mortal

  • Entre los tres detenidos se encuentra el gallego Francisco Javier Otero, veterano piloto de narcolanchas que ya fue detenido en Gibraltar en 2009

Una narcolancha abandonada en una playa. Una narcolancha abandonada en una playa.

Una narcolancha abandonada en una playa. / M. H.

La Asociación de Funcionarios de Vigilancia Aduanera (AFVA) del Campo de Gibraltar ha mostrado su apoyo a los funcionarios implicados en el accidente que tuvo lugar el pasado domingo en el que falleció uno de los tripulantes de la narcolancha a la que estaban persiguiendo por aguas del Estrecho de Gibraltar. 

El colectivo lamenta "enormemente" el fallecimiento en esta intervención y envía sus más sinceras condolencias a los familiares y amigos del finado.

La AFVA recuerda que la actividad de las narcolanchas en el Estrecho es "incesante" y que las persecuciones que se producen en el mar y a las velocidades que desarrollan estas embarcaciones "hacen que cada vez los peligros sean mayores".

"Continuamente vemos en las noticias los accidentes, agresiones y heridos de gravedad que están produciéndose en la zona. No debemos olvidar que la actividad de las mafias del narcotráfico están dejando bajas tanto en los cuerpos de seguridad del Estado como en las personas que se dedican a estas actividades delictivas. Se debe trazar una estrategia que termine de una vez por todas con el grave problema que genera el narcotráfico en la sociedad del Campo de Gibraltar y sus localidades colindantes", destaca la asociación. 

El accidente se produjo tras una colisión accidental de la lancha en la que iba el fallecido con la embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera Águila IV, a la altura de Sotogrande. La víctima del siniestro fue el linense Juan Diego G.S., muy conocido en la barriada del Castillo, aunque residía junto a su pareja en San Bernardo.

Según fuentes de Vigilancia Aduanera, la persecución se inició porque se trataba de una embarcación que se utiliza "para el tráfico de drogas y ser también una embarcación prohibida". 

En el momento del siniestro, según el SVA, había oleaje y, en un golpe de mar, el patrón de la semirrígida perdió el control, parando en seco la embarcación. La patrullera de Aduanas, que iba detrás en su persecución, no logró frenar a tiempo y no pudo evitar la colisión.

Detenido un conocido piloto de planeadoras gallego

Tras la persecución de la patrullera de Vigilancia a la lancha, que portaba petacas de gasolina, fueron detenidos los tres acompañantes del fallecido. Entre ellos, según informa La Voz de Galicia, está Francisco Javier Otero, un veterano piloto de planeadoras, de 51 años, natural de O Grove e integrante de clan de los Rubios de San Vicente.

"Su bagaje judicial evidencia que decidió buscarse la vida fuera de su ría natal (la de Arosa) para ejercer el narcotráfico. Siempre como piloto de planeadora", apunta el diario gallego. De hecho, en 2009 protagonizó otra fuga a bordo de una embarcación semineumática desde Punta Europa, en Gibraltar, en dirección a la playa de Campamento. La persecución en caliente por parte de la Guardia Civil acabó con la lancha invadiendo aguas que el Peñón considera suyas, donde fueron detenidos por la Policía Real de Gibraltar. Los agentes fueron retenidos durante dos horas en el Puerto por las autoridades llanitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios