Tribuna Libre Ni están ni se les espera

  • El presidente del movimiento asociativo de lucha contra las drogas lamenta la falta de implicación de los gobiernos central y autonómico en el desarrollo de la comarca

  • "Ya hemos perdido dos generaciones de jóvenes en el narcotráfico y si nada ni nadie lo remedia, perderemos la tercera generación", afirma

La deleagada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, junto a las autoridades de la comarca.

La deleagada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, junto a las autoridades de la comarca. / Erasmo Fenoy

Una vez más, me asomo a esta ventana que me ofrece Europa Sur. En esta ocasión, quiero valorar la visita que hace unos días realizó a nuestra comarca la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, además de realizar una reflexión pública de cuestiones que creo nos afectan a todos y cada uno de vecinos de esta maravillosa comarca.

La visita de la delegada del Gobierno y sus posteriores declaraciones en una entrevista a este periódico no tienen desperdicio, desde mi humilde punto de vista. Como gran titular nos dejó esta perla: “El futuro del Campo de Gibraltar no pasa por ser declarado zona de especial singularidad”.

Y estoy totalmente de acuerdo con esa opinión, el futuro de nuestra comarca no es la declaración de zona de especial singularidad, así como tampoco aplicar la receta de siempre, la de no hacer nada, que es lo que se ha hecho a lo largo de la historia del Campo de Gibraltar por parte de unos y otros.

Esta propuesta, que realizamos desde hace ya bastante tiempo desde la plataforma Por tu seguridad por la de todos, ha caído en saco roto por parte del Gobierno de la nación. No obstante, sí quiero puntualizar que conseguir esta singularidad acarrearía una serie de ventajas económicas y, sobre todo, en la orden de mérito de todos aquellos funcionarios públicos que quisieran desarrollar su vida profesional en nuestra comarca y conseguir que tengan arraigo. Esta medida posibilitaría hacer que nuestra comarca fuera atractiva no solo para los agentes de las diferentes Fuerzas de Seguridad del Estado. También se le puede aplicar a miembros de la judicatura o de la Fiscalía así como a sanitarios o docentes y funcionarios en general. Es evidente que nuestra comarca no es atractiva para los funcionarios públicos que no son de la zona, y eso conlleva que los que vienen se marchen en el momento que tienen oportunidad dejando plazas vacantes que se quedan sin cubrir durante meses. La prueba más cercana se encuentra en el Hospital de La Línea, donde se ha tardado más de tres meses cubrir la vacante de un médico, que al final se ha logrado fruto de la protesta reiterada de organizaciones sanitarias y sindicales.

La delegada del Gobierno en su visita se reunió con los alcaldes y el presidente de la Mancomunidad. Solo vino a vender humo, ya que no se comprometió a nada de nada y evitó mantener contacto con otro tipo de organizaciones sociales. Por ejemplo, con las coordinadoras contra las drogas que son desde hace más de treinta años los referentes en nuestra comarca en la lucha contra las drogas y el narcotráfico. Perdió la oportunidad de conocer de primera mano y sin anestesia cuál es la realidad social, judicial o policial y todas las carencias que sigue teniendo nuestra comarca.

También le hubiéramos preguntado por las inversiones prometidas en materia de educación, empleo o sociales. Posiblemente por eso no quiso mantener el encuentro. Aún recuerdo la etapa de Antonio Sanz como delegado del Gobierno en Andalucía durante la etapa de Mariano Rajoy entre los años 2017 y 2018. Sanz visitaba la comarca al menos una vez al mes y mantenía reuniones no solo con los responsables policiales, también con el movimiento asociativo de lucha contra las drogas.

Fruto de estos encuentros, y siendo sensible a nuestras peticiones, se instaló la barrera del río Guadarranque, se blindó al tráfico rodado la playa del Tonelero en La Línea y, lo más importante, se comenzó la tramitación del decreto que prohibió la navegación de las narcolanchas. Mención especial merece el reconocimiento al trabajo y sensibilidad que nos mostró el entonces subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz, con quien nos reuníamos prácticamente todas las semanas y que nos invitó a participar en las reuniones técnicas con los responsables policiales para dar nuestra opinión sobre el narcotráfico en momentos muy complicados para nuestra comarca.

La delegada del Gobierno sí anunció la gran obra de la ingeniería moderna: la construcción de siete rotondas en la Nacional 340 entre Tarifa y Vejer de la Frontera. Del desdoble dijo que lo estaban estudiando, una señal inequívoca de que el tramo seguirá siendo el único de los más de 1.200 kilómetros sin desdoblar. Cuando estén finalizadas las siete rotondas, las colas en verano llegarán hasta Cádiz capital.

Trazado de la línea Algeciras-Bobadilla. Trazado de la línea Algeciras-Bobadilla.

Trazado de la línea Algeciras-Bobadilla. / E. S.

Sobre la imprescindible modernización de la vía férrea Algeciras-Bobadilla se limitó al discurso oficial en el que se reitera que además de los ridículos 44 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado de este año hay otra partida de Adif con 300 millones de euros que, según repiten hasta la saciedad, también pueden ser utilizados para la Algeciras-Bobadilla. Algo que no se cree nadie. García apuntó que el problema está en el informe de impacto medioambiental que debe emitir la Junta de Andalucía en el trazado de la vía por la provincia de Málaga. Algo que suena a excusa de mal pagador y a culpabilizar a otra administración de la falta de voluntad política para tan necesaria inversión. A este ritmo, mi generación no verá finalizada esta obra en una red ferroviaria que tiene más de un siglo, con trenes que casi van con carbón.

Desde la Junta de Andalucía nadie ha replicado. Y digo nadie porque solo el silencio ha sido la respuesta, vaya a ser que se le recuerden sus incumplimientos en sus competencias como la dotación de funcionarios en los nuevos Juzgados de Instrucción o la Fiscalía. Mejor ponerse de perfil, como lleva desde su nombramiento el consejero de Justicia, Juan Marín, que tampoco ha mantenido ningún encuentro con las organizaciones sociales de la comarca. Igual no quiere oír aquello que ya conoce: que si no se dota a los órganos judiciales con personal suficiente, una gran parte de lasmagníficas operaciones policiales pueden acabar como el rosario de la aurora. Y no por culpa del buen trabajo que realizan las Fuerzas de Seguridad del Estado, jueces y fiscales. También le pueden recordar que a día de hoy seguimos sin depósito judicial donde dejar las narcolanchas incautadas, que se amontonan en el Puerto de Algeciras dando una imagen de república bananera tercermundista.

Le recuerdo a la delegada del Gobierno en Andalucía que el futuro del Campo de Gibraltar pasa inexorablemente por el Plan integral de inversiones. Por cierto, el primer borrador lo elaboramos desde la plataforma Por tu seguridad por la de todos. En él se recogen medidas policiales y también de empleo, sociales, educativas, vivienda e inversiones en infraestructuras con especial interés en la electrificación de la vía férrea Algeciras-Bobadilla como una infraestructura prioritaria para potenciar el motor económico de nuestra comarca, que sin duda alguna es el puerto de Algeciras.

"Mientras que nuestra comarca no tenga el mismo peso político que industrial, nadie nos tomará en serio"

Nadie que tenga sentido común puede entender que el puerto más importante de nuestro país y del Mediterráneo, uno de los puertos más importantes del mundo, no tenga un enlace férreo de calidad con Europa a no ser que se pretenda potenciar a otros puertos en detrimento de Algeciras. Soy malpensado: no tenemos bastante con la competencia de Tánger-Med, que cada día que pasa nos come más terreno, a lo que se suma que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se dedica a no hacer absolutamente nada para el desarrollo de nuestro Puerto, ni los corredores ferroviarios. Todo lo que hace es potenciar al Puerto de Valencia. ¿Será porque es valenciano? Tampoco le tembló el pulso para destituir a mi buen amigo Salvador de la Encina como presidente de Puertos del Estado. Es un gran trabajador, conocedor como pocos de las fortalezas y debilidades de nuestro puerto, que en el breve tiempo en el cargo logró la paz social en la estiba en un conflicto que llevaba años enconado. Casualmente, el actual presidente de Puertos del Estado es de Castellón. Como se suele decir coloquialmente, “blanco y en botella”.

Por último, solo una reflexión. Mientras que nuestra comarca no tenga el mismo peso político que industrial, nadie nos tomará en serio. No es de recibo que teniendo el mayor polígono industrial de toda Andalucía y el mayor y mejor puerto del Mediterráneo, no se traduzca en una influencia política para conseguir que Madrid y Andalucía apoyen sin fisuras mayores inversiones para el Campo de Gibraltar.

Haciendo autocrítica, parte de responsabilidad la tenemos también la gente de la comarca. No hacemos valer nuestro potencial industrial y turístico y nos conformamos con migajas. Solo hay que ver las diferentes convocatorias que realizan las organizaciones sindicales y sociales en apoyo al tren y siempre vamos los mismos. Mientras que los vecinos de esta comarca no entiendan que lo que es bueno para Algeciras es bueno para los otros siete municipios, y viceversa, mal nos irá.

En estos días veo con envidia sana como se ha movilizado Jaén en defensa de su futuro. ¿A qué esperamos para defender el futuro de nuestros menores y jóvenes para que tengan al menos la oportunidad de encontrar un empleo digno sin tener que emigrar del Campo de Gibraltar? Ya hemos perdido dos generaciones de jóvenes en el narcotráfico y si nada ni nadie lo remedia, perderemos la tercera generación.

Por todo, parafraseando la célebre frase de Sabino Fernández Campos cuando afirmó “Ni está ni se le espera”, en nuestra comarca, a las dos administraciones, la central y la autonómica, ni están ni se les espera.

Francisco Mena de Mira es el presidente de la Coordinadora Alternativas y portavoz de la plataforma Por tu seguridad, por la de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios