Policía Nacional

Detenidos cuatro testaferros del lugarteniente del Messi del hachís por blanqueo de capitales

  • Al principal investigado no le figuraban bienes pero utilizaba cuatro coches de gama alta, uno de ellos valorado en 190.000 euros

Uno de los vehículos intervenidos.

Uno de los vehículos intervenidos.

La Policía Nacional ha detenido en Algeciras a cuatro personas y otras dos han resultado investigadas (imputadas) como presuntos autores de un delito de blanqueo de capitales. Las autoridades consideran que los detenidos actuaban como testaferros de la organización liderada por un lugarteniente del narcotraficante conocido como el Messi del hachís.

El patrimonio total localizado ronda los 500.000 euros, siendo detectada asimismo la utilización de una gran cantidad de dinero en efectivo de manera habitual, una desproporción entre el patrimonio oficial y real de los investigados, el uso de testaferros y negocios jurídicos ficticios.

El pasado mes de marzo se produjo la desarticulación de una de las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico más activas del Campo de Gibraltar. El líder de la organización fue detenido en un chalet de lujo de Estepona (Málaga), donde se localizó, entre otros, un vehículo de alta gama valorado en más de 190.000 euros y de cuyos hechos tuvo conocimiento el Grupo de Delincuencia Económica de la Comisaría de Algeciras.

A raíz de esta información se realizaron gestiones de averiguación patrimonial sobre varios de los implicados, centradas principalmente en la persona que presuntamente lideraba la organización. La investigación llevada a cabo culminó en su fase de explotación operativa el pasado 2 de diciembre. Inicialmente se pudo comprobar como al principal investigado no le figuraban bienes inscritos a su nombre, lo que hizo saltar las alarmas ya que la ocultación de la verdadera titularidad de los bienes obtenidos con las ganancias provenientes de la actividad delictiva es un modus operandi cada vez más habitual en las organizaciones criminales.

Tras una investigación que la Policía define como compleja se pudo constatar que el investigado era el usuario real de hasta cuatro vehículos de alta gama cuya titularidad figuraba a nombre de terceras personas (testaferros).

Esta persona además carecía de los medios económicos necesarios para poder adquirir y mantener no solo los vehículos de alta gama, sino también bienes inmuebles, así como afrontar distintos gastos entre ellos el alquiler de un local, donde llevó a cabo una inversión de más de 30.000 euros, siendo además detectado el uso anormal de dinero en efectivo para llevar a cabo estas operaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios