Campo de Gibraltar

Las peñas flamencas linense y algecireña comienzan su hermanamiento

  • José El Pañero canta en La Línea y David Morales bailará el 22 de noviembre en Algeciras

José El Pañero canta en La Línea acompañado por José de Pura José El Pañero canta en La Línea acompañado por José de Pura

José El Pañero canta en La Línea acompañado por José de Pura / MJC

La Peña Flamenca Cultural Linense y la Sociedad del Cante Grande de Algeciras han comenzado este sábado su hermanamiento oficial con un primer recital que el cantaor algecireño José Lérida, El Pañero, ha ofrecido en la primera de ambas entidades. El presidente de la peña anfitriona en este primer acto de fraternidad, Enrique Morales, ha entregado una placa conmemorativa a su homólogo del otro lado de la bahía, Carlos Vargas. 

El bailaor David Morales, que tiene actuación prevista en la Sociedad del Cante Grande el próximo 22 de noviembre, cerrará este histórico hermanamiento entre las dos asociaciones flamencas campogibraltareñas. 

Veteranos de la peña linense como Francisco Heras y Antonio Martínez y el presidente honorario del Cante Grande, José Vargas, subieron a las tablas para refrendar con su presencia, experiencia y vivencias flamencas un compromiso mil veces planeado desde hace años y que este octubre de 2020, por fin, ha podido cristalizar

Carlos Vargas, a la izquierda, recoge la placa de manos de Enrique Morales Carlos Vargas, a la izquierda, recoge la placa de manos de Enrique Morales

Carlos Vargas, a la izquierda, recoge la placa de manos de Enrique Morales / MJC

Carlos Vargas manifestó su satisfacción por el hermanamiento: "Refrendamos ahora muchas horas de trabajo y muchas cosas. Nuestro recordado tocaor Quino Román nos dejó una enseñanza de vida, recuerdo sus palabras, su toque, y a más personas como él. Esos cimientos se hicieron y tenemos miles de proyectos enfocados a este arte. El flamenco no se toma en cuenta como se debería. Las peñas son el filtro de todo, sin ellas no hay artistas después. Es un orgullo y espero que sigamos adelante". 

"Nunca dejo de decirlo. Debemos mucho a nuestros aficionados más veteranos y a personas que ya no están entre nosotros porque lo dieron todo por el flamenco. Tenemos que combatir a los poderosos, que no nos desprecien, ya que lo quieran o no somos la zona flamenca por excelencia en nuestro país", señaló un emocionado Enrique Morales, máximo responsable de la peña linense. 

El recital de José El Pañero fue un muestrario de la riqueza y diversidad de este artista, que canta y baila en los raíles del más puro arte gitano-andaluz. Como él es fundamentalmente festero, brilló por tangos y bulerías, donde caldeó el ambiente como muy poca gente sabe hacerlo. Lo acompañó a la guitarra el chiclanero José de Pura y, a las palmas, su primo José Carlos Lérida y el nieto del Chirovao. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios