Policía Nacional, Guardia Civil y Agencia Tributaria

Cae en Huelva una banda de traficantes de hachís

  • Siete detenidos, más de 2.000 kilos de hachís incautados y numerosos vehículos y embarcaciones intervenidos 

  • La presión policial en el Estrecho sigue desplazando a las mafias a todo el litoral andaluz

Una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha desarticulado en Huelva una organización criminal dedicada al narcotráfico de hachís desde el Norte de África.

Además de las detenciones, el operativo se ha saldado con la incautación de más de 2.000 kilos de hachís, 3.000 euros en efectivo, numerosos teléfonos móviles, cuatro vehículos, dos motocicletas, tres embarcaciones y dos motos acuáticas.

La organización criminal empleaba narcolanchas para introducir en España grandes cantidades de hachís, procedente del norte de Marruecos, para su posterior distribución por Europa. La operación ha contado con la colaboración y el apoyo de la Aduana Francesa.

Las investigaciones comenzaron tras detectarse un fuerte repunte del tráfico de drogas por personas cercanas a este tipo de delincuencia en la provincia de Huelva. Tras las primeras indagaciones, se pudo constatar que dichas personas conformaban una organización criminal que empleaba embarcaciones semirrígidas, conocidas como narcolanchas o gomas, para realizar viajes a gran velocidad entre el norte de Marruecos y las costas onubenses, transportando grandes cantidades de resina de cannabis e introduciéndolas en España.

Los investigadores determinaron la intención de la organización de introducir una embarcación semirrígida que transportaba hachís a las costas españolas, por lo que se estableció un dispositivo que permitió detectarla antes de su llegada a la franja costera de la zona entre Ayamonte e Isla Cristina.

Los agentes consiguieron interceptar la embarcación con la carga que contenía, emprendiendo sus tripulantes la huida. En ella fueron incautados 2.090 kilos de hachís envueltos en 69 fardos de arpillera. Además, se consiguió ampliar el número de integrantes de la organización criminal identificados, al observarse cómo varias embarcaciones trataban de abastecer de combustible a la que transportaba la sustancia estupefaciente.

Una vez identificados plenamente los integrantes de la organización criminal, así como el papel fundamental y jerarquizado que cada uno de ellos desarrollaba, se articuló un dispositivo para proceder a su detención. Se llevaron a cabo tres entradas y registros simultáneos en Islantilla (Isla Cristina) y Punta del Moral (Ayamonte). Posteriormente, se realizaron otros dos registros en una nave y un local, ubicados en Isla Cristina y en Ayamonte.

Las fuerzas de seguridad destacan que las organizaciones criminales asentadas en el Campo de Gibraltar se han visto obligadas, fruto de la presión policial a la que son sometidas desde hace meses, a trasladar su actividad a zonas más alejadas donde carecen de infraestructuras sólidas, principalmente Huelva y Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios