EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Campo de Gibraltar

La Junta confirma el traslado de los mayores de Alcalá del Valle desde La Línea este lunes

  • Profesionales y usuarios han pasado los test y los equipos de protección están preparados

La llegada de los ancianos a La Línea el pasado 24 de marzo La llegada de los ancianos a La Línea el pasado 24 de marzo

La llegada de los ancianos a La Línea el pasado 24 de marzo / Erasmo Fenoy (La Línea)

La Junta de Andalucía ha confirmado este domingo que las personas mayores que fueron trasladadas el pasado 24 de marzo por la Junta de Andalucía a la Residencia del Tiempo Libre de El Burgo Turístico, en La Línea, volverán este lunes a la residencia municipal de Alcalá del Valle, su centro de origen, "con todas las garantías sanitarias y de protección", después de la realización de los test a residentes y trabajadores, y con los equipos de protección individual (EPI) a disposición de la plantilla. El alcalde de la localidad, Rafael Aguilera, adelantó la noticia el pasado viernes

La Delegación Territorial de Salud y Familias destaca que el traslado es "fruto de una intensa supervisión de las inspecciones de los Servicios Sanitarios y Sociales de la Junta, tanto en La Línea como en Alcalá del Valle", y que se produce después de la realización previa de test para la detección del coronavirus, tanto a profesionales como residentes. 

En total volverán de La Línea, a cargo de la Empresa Pública Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061), 28 residentes, una vez que su estado de salud es estable y no están afectados por Covid-19. La residencia de Alcalá del Valle, cuya titularidad vuelve a ser municipal después de que el alcalde renunciara a su competencia y asumiera la gestión la Junta de Andalucía, según la última visita de la Inspección Territorial de Servicios Sanitarios de Cádiz, reúne los requisitos para reanudar su funcionamiento y ser ocupada de nuevo por las personas usuarias que tuvieron que abandonarla por motivos de salud y causa de las deficiencias detectadas, que el centro ha tenido que resolver de forma inmediata.

En cuanto a los equipos de protección individual (EPI), estarán a disposición de la plantilla, como se le ha comunicado este fin de semana al alcalde de Alcalá del Valle, que mostró su total conformidad.

El pasado viernes, la dirección provincial de la Inspección dependiente de la Delegación de Salud y Familias solicitó a la directora de la residencia municipal que aportara el número de personal del centro, auxiliar y de enfermería, que se hará cargo del cuidado de los residentes, para proceder al envío de los EPI necesarios; la directora ha informado de un total de siete profesionales, que recibirán, como ya ha gestionado la Delegación, un total de 49 EPI.

La Junta ha mostrado su agradecimiento por su labor a todos los trabajadores implicados (personal sanitario de las áreas de gestión del Campo de Gibraltar y de Jerez, Costa Noroeste y Sierra, así como a profesionales de la Delegación Territorial de Salud y Familias y de la propia Consejería al más alto nivel) que se han encargado del bienestar de estas personas mayores, "el principal objetivo de la Administración autonómica por encima de otros intereses sectarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios