30 AÑOS DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS CAMPOGIBRALTAREÑOS El gran asedio a Gibraltar en pintores del siglo XVIII

  • La resistencia ante los tres asedios cruentos a Gibraltar toma carácter épico en el imaginario popular y se traslada a las obras pictóricas

The Defeat of the Floating Batteries at Gibraltar

The Defeat of the Floating Batteries at Gibraltar / John Singleton Copley

Pocos hechos de armas han habido que hayan generado tal profusión de obra pictórica y con artífices de tanto nivel como es el caso del Gran Sitio de Gibraltar. Las circunstancias históricas del momento coinciden o inciden en el nacimiento de un arte interesado en hacer suya esa realidad donde las glorias de la patria se hacen presentes. En la actual comunicación se expone dicha relación así como un breve relato de la vida y obra de los numerosos pintores al tiempo que se hace una descripción pormenorizada de cada pintura referente al asedio a la guarnición.

Un capítulo referente al marco histórico, con la inclusión de comentarios al mismo a veces del propio artista–, aporta luz sobre los acontecimientos y los personajes que aparecen en la imagen. En cuanto a conclusiones y aspectos novedosos y relevantes, se hace referencia al número y nacionalidad de los pintores, a las motivaciones de los mismos, a la técnica y soportes utilizados, a las dimensiones de los cuadros y al lugar donde se conservan.

“La guerra, el imperio y los militares se interponen a la población civil a través de formas visuales”. Hay que considerar que el siglo XVIII es un periodo muy belicoso para Gran Bretaña y por tanto impacta en la producción de imágenes. Para el caso que nos ocupa, la resistencia ante los tres asedios cruentos a Gibraltar toma carácter épico en el imaginario popular, sobre todo el éxito del último, máxime tras el revés sufrido con las colonias americanas del norte. En consecuencia, la pintura va a ser un instrumento para la consolidación de la identidad de nación, siendo el Ejército y la Armada imprescindibles en la iconografía de la época. Distintos episodios heroicos a lo largo de más de tres años de duración del Gran Sitio ante un enemigo mucho más numeroso resulta una temática inevitable para no pocos artistas decididos a “restaurar en parte el honor de la milicia del país y la fe en la propia nación como una potencia imperial”.

Es más, algún poder público resuelve, por ejemplo, que un “Cuadro Histórico” sería el medio más apropiado de agradecimiento hacia los artífices de la defensa y socorro de la plaza. Por todo ello, la relación entre Arte e Historia, entre el hecho artístico y el hecho histórico, queda patente. “Los artistas explotaban la estrecha, casi axiomática, conexión comúnmente establecida por los contemporáneos entre las armas británicas y el desarrollo de un arte nacional para enfatizar la naturaleza patriótica de su iniciativa” (Bonehill, 2001: 143). Se da el caso que la Royal Academy se plantea por entonces la fundación de una escuela de pintura histórica e incluso un concejal, John Boydell, regala –en 1794– varias obras conmemorativas del sitio de Gibraltar al Ayuntamiento de la Ciudad de Londres. “Los artistas explotaban la estrecha, casi axiomática, conexión entre las armas británicas y el desarrollo de un arte nacional para enfatizar la naturaleza patriótica de su iniciativa”.

Marco histórico

Los suceos que han servido de inspiración a los distintos autores son sobradamente conocidos a través de numerosos historiadores ya sea en relatos de carácter general como otros específicos de la materia. En lugar de referir las opiniones de estos especialistas creemos más acertado recoger las descripciones de alguno de tales artistas, agente comercial o investigador en arte, que acompañan a la publicación de sus trabajos.

John Cleveley: El punto culminante del Gran Sitio de Gibraltar es el 13 de septiembre de 1782. El sitio fue parte del intento de los ejércitos unidos de Francia y España de conquistar Gibraltar a los ingleses mientras Gran Bretaña se hallaba envuelta en la Guerra de Independencia Americana. El contingente naval de la ofensiva incluía un arma secreta: la ‘batería flotante’, una clase de buque de guerra de una construcción y un armamento muy pesados. Sin embargo, la costumbre británica de calentar las bombas antes de dispararlas para que prendieran fuego a los barcos enemigos resultó decisiva y nueve de las diez baterías flotantes fueron destruidas. El asedio continuó en la primavera de 1784 antes de que los franceses y españoles se retiraran sin haber emulado la medida de este ataque (www.grosvenorprints.com).

John Keyse Sherwin: A eso de las 3 de la mañana huyeron precipitadamente con todos los botes abandonando los buques en los cuales algunos oficiales y un número de marineros, incluyendo muchos heridos, fueron dejados a punto de perecer. Esta hubiera sido inevitablemente su desdichada suerte de no haber sido sacados a rastras de entre las llamas por la intrepidez del brigadier Curtis en persona en el mayor riesgo de su vida (una vida inestimable al servicio de Su Majestad). Durante cierto tiempo sentí la máxima angustia al ver su pinaza [embarcación de remos ligera y estrecha] cerca de uno de los barcos más grandes en el instante en que explotaba y desparramaba sus restos en una enorme extensión todo alrededor; una vez dispersada la nube negra de humo, reviví la visión de la pinaza apenas comprendiendo que el brigadier se hallaba en extremo peligro de hundirse, algunos trozos de madera habían caído dentro y agujereado el bote (matando al timonel e hiriendo a otros hombres) con escasa esperanza de que alcanzaran la orilla. Providencialmente fue salvado al ser taponada la vía de agua con las chaquetas de los marineros hasta que llegaron otras embarcaciones a socorrerlos. Una de nuestras lanchas cañoneras zozobró en el mismo momento. (British Museum, Image Gallery).

Thomas Colley: Los príncipes reales borbónicos y el jefe del estado de las Provincias Unidas estaban presentes en el bombardeo de Gibraltar, ya que su caída se esperaba confiadamente (George, 1935).

Pinturas

George Carter: The Siege of Gibraltar (El sitio de Gibraltar). C. 1782-1783, óleo sobre lienzo, 151 cm x 258 cm, National Army Museum, Londres (Lámina nº 1). Entre los oficiales representados se halla G. F. Koehler. La expone junto a otros treinta y cuatro cuadros en la antigua Royal Academy en Pall Mall, parece ser que con indiferencia del público (Bonehill, 2001: 145).

The Siege of Gibraltar. The Siege of Gibraltar.

The Siege of Gibraltar. / Carter, G.

William Hamilton: The Destruction of the Spanish Battering Ships before Gibraltar on the Night of the 13th Sept. 1782 (La destrucción de las baterías flotantes delante de Gibraltar la noche del 13 de septiembre 1782). 1783. Aunque un tanto teatral en estilo, es rico en color y de buen gusto. Recoge el drama de los marineros españoles siendo rescatados por lanchas británicas tras incendiarse los navíos. Entre el fuego y el humo contempla la escena, al fondo, el castillo de la fortaleza (Oxford University, 2004).

James Jefferys: The Scene before Gibraltar on the morning of 14 Sept. 1782 (La escena delante de Gibraltar la mañana del 14 septiembre 1782) (Lámina nº 2). Se exhibe en la Royal Academy en 1783 y en el European Museum en 1804. La estampa representa el día siguiente de la tragedia de las baterías flotantes con algún barco todavía en llamas y multitud de miembros de las tripulaciones siendo auxiliados por botes del enemigo. Forma parte del Maidstone Museum and Bentlif Gallery (Art UK y Wikipedia, 2016).

The Scene before Gibraltar on the morning of 14 Sept. 1782 The Scene before Gibraltar on the morning of 14 Sept. 1782

The Scene before Gibraltar on the morning of 14 Sept. 1782 / Jefferys, J.

Thomas Colley: The Bum-bardment of Gibraltar, or F-t-g against Thunder (El culordeo [en lugar de bombardeo] de Gibraltar o pedo [f-t-g son consonantes de farting = acción de peerse] contra trueno [referente al estruendo de los cañones]). Publicado por William Holland, Londres, c. septiembre 1783, acuarela, 17,3 cm x 24,9 cm. Se lee, al pie, en verso: “Contra Elliot, los franceses y los españoles unidos / arrojan por detrás sus bombas fétidas. / Que debes ser dueño de la seguridad de la guarnición, es lógico / puesto que todo lo que ellos hacen no es sino peerle al rugir del cañón”. A la izquierda de la imagen, cinco cañones de un fuerte de la plaza disparan contra cuatro individuos, que a gatas lanzan ventosidades en dirección contraria. Se trata del conde de Artois, el duque de Crillón y dos altos mandos españoles, con uniformes de gala y los traseros al aire. En el horizonte, dos de las baterías flotantes, con las velas plegadas.

John Keyse Sherwin: A view of Gibraltar with the Spanish battering ships on fire (Una vista de Gibraltar con las baterías flotantes españolas incendiadas). El título continúa: the 14th of Septr. 1782, taken from Genl. Elliot’s Account dated the 15th of Septr. 1782 as published in the Gazette (el 14 de septiembre 1782, tomada del relato del general Elliot fechado el 15 de septiembre 1782 según publicado en la Gaceta). Incluye una dedicatoria del artista y grabador a Jorge III y al príncipe de Gales. Pintado siguiendo las indicaciones de Sir Roger Curtis.

El joven John Cleveley: Approach of the Floating Batteries before Gibraltar on the Morning of the 13th of Sept.r 1782 (Aproximación de las baterías flotantes a Gibraltar la mañana del 13 septiembre 1782) Defeat of the Floating Batteries before Gibraltar, on the Night of the 13th of Sept.r 1782 (Derrota de las baterías flotantes frente a Gibraltar la noche del 13 de septiembre 1782). Se trata de dos estampas ordenadas a izquierda y derecha formando un conjunto de acuatintas de colores extremadamente raros y un tamaño aproximado de 28 cm x 36 cm. cada una.

Joseph Wright of Derby: Defense of the Rock of Gibraltar against Spanish attack in 1782 (Defensa de la Roca de Gibraltar frente al ataque español en 1782). En 1785, Robins’s Room, Covent Garden, da a conocer su pintura de gran formato sobre la defensa de la Roca en 1782 en la que demuestra su maestría en el uso de la luz como efecto dramático. Con ella cree haber llegado a lo más alto de su carrera y de hecho es vendida en una considerable suma de dinero, pero desaparece por completo dándose por perdida hasta que en 2001 el Art Centre adquiere una representación de la misma temática y época que la de Wright.

Richard Paton: Lord Howe at Gibraltar, 1782 (Lord Howe en Gibraltar). Grabado, año 1784, 45,08 cm x 64,77 cm The Defence of Gibraltar on the Night of 13th and 14th September 1782 (La defensa de Gibraltar en la noche del 13 al 14 de septiembre de 1782). Grabado por James Fittler (1758-1835), grabador de marinas de Su Majestad. El texto al pie de la imagen dice: “Dedicado al general Sir George Elliot, teniente general Green, Sir Roger Curtis, oficiales, soldados y marineros. Esta representación de la valiente y bizarra defensa de Gibraltar, frente a la fuerzas conjuntas de España y Francia la noche del 13 al 14 de septiembre de 1782, por cuyo importante servicio prestado a su nación recibieron el agradecimiento de ambas cámaras del Parlamento, es dedicada humildemente por su más humilde servidor. Richard Paton”.

George Frederick Koehler: General Elliot on King’s Bastion, Gibraltar, September 13, 1782 (El general Elliot en el bastión del Rey, Gibraltar, 13 septiembre 1782). “Dedicado con la mayor humildad a los oficiales del Real Regimiento de Artillería por su más obediente servidor G. F. Koehler”. Gravado por Thomas Malton el joven, publicado por W. Faden, 1 agosto 1788, Londres. Acuatinta, 12 7/8 pulgadas x 227/8 pulgadas. Residencia del gobernador de Gibraltar (Parker, 1911).

John Trumbull: The Sortie Made by the Garrison of Gibraltar, también llamada The Sortie Made by the Garrison of Gibraltar in the Morning of 27 November 1781 (La salida hecha por la guarnición de Gibraltar la mañana del 27 noviembre 1781). Óleo sobre lienzo, 151 cm x 258 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York (Lámina nº 3). Hay un grabado en la residencia del Gobernador de Gibraltar. Elliot extiende su mano para socorrer a un oficial español moribundo, José de Barboza, que rechaza la ayuda y a quien sus compañeros de armas en retirada dejan atrás.

The Sortie Made by the Garrison of Gibraltar The Sortie Made by the Garrison of Gibraltar

The Sortie Made by the Garrison of Gibraltar / Trumbull, J.

John Singleton Copley: The Defeat of the Floating Batteries at Gibraltar (La derrota de las baterías flotantes junto a Gibraltar). También llamado The Siege of Gibraltar, The Siege and Relief of Gibraltar o The Repulse of the Floating Batteries at Gibraltar (El sitio de Gibraltar, El sitio y socorro de Gibraltar o El rechazo de las baterías flotantes junto a Gibraltar). 1791, óleo sobre lienzo, 302 cm x 762 cm (una de las mayores pinturas al aceite de Gran Bretaña) (Lámina nº 4). Se ve al general Elliot a caballo señalando con la mano derecha, desde el borde de las almenas, hacia donde se está viviendo el rescate de los tripulantes españoles.

Conclusiones, aspectos novedosos y relevantes

A medida que avanzábamos en la localización de pintores del siglo XVIII (todos coetáneos de las acciones bélicas representadas) nos llamó la atención la profusión de aquéllos. Menos sorprendente es que fueran británicos, a excepción de algunos norteamericanos. Todos ellos, menos uno destinado en la plaza, eran ajenos a Gibraltar –de la que sólo sabían por referencias– pero no ajenos al impacto que en la opinión pública tuvo el fracaso del último sitio cruento a Gibraltar y el consiguiente éxito de sus compatriotas. En cuanto al cómputo de la técnica y soportes utilizados, prevalece el óleo sobre lienzo al uso de la acuarela y el grabado. En referencia a dimensiones, las de gran formato son de aceite, siendo una de estas de las mayores en Gran Bretaña. Las motivaciones van desde el ya citado patriotismo hasta el oportunismo mercantilista, la búsqueda de prestigio y buen nombre o el simple placer de la sátira o la aceptación de un encargo.

Juan Manuel Ballesta Gómez (2019). El gran asedio a Gibraltar en pintores del siglo XVIII. Almoraima. Revista de Estudios Campogibraltareños (50), abril 2019. Algeciras: Instituto de Estudios Campogibraltareños, pp. 111-120

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios